lunes, 30 de abril de 2007

¡FELIZ DÍA DEL NINIO!




Hoy, treinta de abril, me puse a buscar fotos de cuando fui niño, para ilustrar esta columna, encontré en esa maravillosa caja de las fotos, algo más que simples fotografías, encontré muchos momentos; afortunadamente la mayoría alegres, fiestas, graduaciones, ascensos, mil y una tomas y mil y un rostros más jóvenes, tienen razón los aborígenes, las fotos nos roban un pedazo del alma.
Entre las decenas de fotos, encontré unas verdaderas joyas, por la carga emotiva que en ellas se plasmó, es difícil crecer, madurar, después de ver esas imágenes, me rehúso a seguir creciendo, quiero ser como Peter Pan (sé que la mamá de mi Lobito eso piensa y otras cosas "piores" de mi), no quiero jamás perder esa capacidad de asombro, esa sensación de ver cosas por primera vez, probar comida nueva, hacer berrinches y que alguien me consuele o me dé unas nalgadas, vivir solamente preocupado por saber si en este episodio de “¡Ahí viene Cascarrabias!” la Princesa Amanecer y Terry encuentran la tan buscada cueva de las orquídeas susurrantes, quiero escuchar las bromas de mi Papá a la hora de comer y los regaños de mi Mamá por estar peleando con mis hermanos, saber que aunque no jugué mucho con ellos, ellos están ahí, compartiendo sin saberlo esa infancia, esos recuerdos de matices diferentes para cada uno, esas percepciones de la vida, esos sueños infantiles que en uno de cada cuatro casos se han hecho realidad. ¡Quiero ser niño y si es niño de pecho mejor!.

Hoy hablé con mi amado Lobato, antes de irse a la escuelita, a su festival. Después de escucharlo, me puse a pensar que tampoco me gustaría que él deje de ser niño; aunque sé que de eso se trata la vida, de vivirla. Diviértete hijo, disfruta, ríe, que aquí está tu Papá para hacerte y compartir recuerdos.

4 comentarios:

victor dijo...

Jajajaja, está con madres primo, ese truco de las piernas era excelente, recuerdo que me hacían llorar de risa con eso y cuando se recetaban su dosis de so-burros entre ustedes.
Suerte y por acá andamos.
Yo soy Garrick!

dieter dijo...

Creo que tu blog, más que un ejercicio literario, es un ejercicio para alma,lleno de recuerdos, anecdotas,expresiones y matices que nos hacen recordar que estamos vivos aun que los problemas algunas veces nos hacen olvidarlo.

En horabuena mi hermano, nunca dejes de expresar tu sentir ya que el día que lo hagas perderas tu escencia y dejerás de ser Francisco.

Wendy dijo...

¡Esa foto de las patitas está pocamadre! Te tengo una noticia buena y otra mala:
La mala, es que tu infancia quedó atrás y si te regresas parecerás un retrasado...
La buena que anula a la mala, es que siempre la revivirás con tu lobezno, y si los otros te ven inmaduro, él verá un amigazo.
Feliz, feliz día.

Juan de Lobos dijo...

Gracias Wendy, Gracias Dieter, les agradezco el tomarse el tiempo de leerme y de compartir con ustedes una parte de mi alma.
Gracias nuevamente y es cierto Wendy, ahí esta mi infancia y cuando crezca mi lobezno, vendrán los nietos