jueves, 9 de agosto de 2007

En tu búsqueda I.

Durante esos días, Benito ha tratado de acostumbrarse a la soledad de la ciudad. Busca a aquella mujer que en ensueños se le aparece y lo hace distinto a todos, no deja de pensar en ella, mientras come, mientras camina hacia su trabajo, mientras toca su guitarra, mientras escribe algo que aún no se atreve a llamar poesía. Benito la ve y no la ve, pues en cada sueño es distinta, pero es ella y en cada mujer que cruza en su camino la reconoce, en un movimiento de caderas, en la sonrisa, en la mirada esquiva o impúdica. En todas ellas la encuentra, pero en ninguna la tiene...

lunes, 6 de agosto de 2007

DE MIS HOJAS SUELTAS

No me digas que no has visto a la Luna.
No me digas que no te cubren los recuerdos bajo sus rayos
No me digas que no sientes su caricia lumínica
No me digas que no deseas que se apague y se vuelva nueva
No me digas que no extrañas cuando se pone en creciente
No me digas que no has visto nuestro reflejo en ella, cuando esta llena.