domingo, 1 de julio de 2007

TU, MÍ INCIENSO II

El beso, invertebrado y casi líquido, compromete todas las sensaciones de mi débil humanidad, mis manos escapando de mi control intentan tocarte y sin despegar tus labios de los míos, me sujetas por las muñecas gobernándome con la suave presión de tus manos, colocas mis palmas sobre tus rodillas, tus uñas hienden el dorso de mis manos, aquietándolas al momento. Yo postrado ante ti como acólito de la Lujuria, sonríes con tus ojos en llamas, siendo el preludio del incinerante apasionamiento que nos hará sucumbir, probablemente sobre ese diván.

En una danza perceptible sólo por mi, llevas tu mano hacia tu nuca, paseando las afiladas uñas carmesí sobre la piel pálida y firme de tu cuello. Sujetas con dos dedos una cinta de seda roja, dibujando con ese único color de sangre, una serpiente que huye en medio de tu pecho, deshaciendo el chongo que sorprendente, sostenía el impetuoso azabache que ahora se extiende sobre tus níveos hombros, sobre la mitad de tu rostro, sobre el busto izquierdo, tu media sonrisa me vuelve a provocar, puedo sentir tus manos atrayendo las mías, siento la seda fría y suave en contraste con la piel sobre mis muñecas, colocas mis manos en la espalda, mientras mi boca recorre tus rodillas, que reciben mis ávidos besos, protegidas por las oscuras medias, mi respiración ablanda tus piernas, y mi lengua trata en vano de beberse, ese aroma de cuero, seda, sándalo y tu.

En esa posición, intento abrevar de entre tus muslos, tus uñas clavadas inclementes en mi nuca, te compartes más, me inclinas sobre tu cálida humedad, me acercas a ese aroma primordial, a ese calor que ahora es líquido y agridulce, invocas mi lengua para que recorra y bese otros labios; te compartes más e hincas aún más las uñas sobre mi nuca, permites comenzar la delectación de un vino transparente, en la más cálida copa, en el lugar en el que se confunde el ensueño y se ablanda en un color rosa esencial, blanda tu piel donde deja de ser tan blanca, blandos tus nuevos suspiros, líquidos tus renovados gemidos, invisible mi lengua en ti.

Ahora clavas los brillantes tacones sobre mis muslos desnudos para contener mi lengua y mi deseo, con ese dulce dolor, aún saboreo goloso todos tus sonidos que hacen eco en tu piel. Levantas mi rostro, señalas con tu lengua cada una de las facetas de la lujuria, contemplo unas minúsculas gotas de sudor que comienzan a poblar tu frente, sobre la línea de tus cejas, tu rostro contenido por las alas de cuervo, tus dientes asomándose apenas por los dilatados labios; esos senos, que altivos sobre el vaivén de tu respiración escapan a mis miradas y a mis súplicas. Presumida remueves el negrísimo cabello que cubre la mitad de tu rostro, me devuelves una mirada aún perdida en la calidez de tu vientre.

Yo de hinojos delante de tu belleza, me haces a un lado, secando con tu dedo pulgar el vino agridulce y transparente que escurre de la comisura de mi boca. Ahora te levantas del diván. Procuro seguir el contoneo de tus muslos sobre los altísimos y brillantes tacones de aguja, la mágica y pálida redondez de tus nalgas, enmarcadas por las ligas que sujetan las medias, tu corsé que ciñe tu suculenta carne, tus hombros cubiertos por el brillo ennegrecido de tu cabello, tu figura que se dirige a la lámpara cubierta por la mantilla española...

5 comentarios:

Paola dijo...

Que delicia de continuación, de veras que es muy rico leer de un hombre la relacion íntima de dos personas solo que tardas en escribir las continuaciones y al menos Yo me quedo ardiendo y esperando más, jajaja. TQM

Nube Gorda dijo...

Ayyyyyyy...¡¡¡ se me erizó la piel, q rico leerte después de un fin no muy bueno, pero para iniciar la dura semana, me pusiste muy sensible.

Gracias

Bsuchitos*

Kix dijo...

Wow... uff uff y recontra uff... Y yo en la oficina!!

AndreaLP dijo...

Tuve que venir aunque fuera de volada para leer esto. ¡Y no me arrepiento!

Sí recibí tu mensaje, espero poder ir pero aún no sé.

Besos.

silvana y la luna llena dijo...

guau tiene usted muchas admiradoras señor.....
me excitas....................