domingo, 19 de agosto de 2007

En tu búsqueda III.

Soledad simplemente no quiere dormir, pues al cerrar los ojos sabe que soñará con ese muchacho torpe y fornido de quien se ha enamorado; lo que más dolor le causa a Soledad, es el no poder recordar el rostro masculino, sólo reminiscencias de sus labios sobre la piel de él, el acercamiento de labios, cuerpos, almas y esa sensación deliciosa y torturante que recorre su entrepierna, humedeciéndola hasta despertar insatisfecha y de mal humor.
El permanecer despierta es un indecible suplicio, esos calores y esos suspiros que propician las burlas y cuestionamientos de sus compañeros de trabajo, esa mirada perdida en busca de su correspondencia, esa falta de apetito y la imbécil sensación de saberse amada por un personaje de novela rosa, de fantasía.
Soledad camina hacia su trabajo en la fábrica, ya dejó encargado a su hijo y el turno de medio día le permitirá recogerlo más tarde; ella camina somnolienta y esos malditos suspiros no dejan de escaparse de entre sus labios. Al despertar ese día acalorada, empapada de sueños y con taquicardia, decidió que no volvería a dormir jamás.

8 comentarios:

AndreaLP dijo...

El amor mezclado con el deseo es una mezcla deliciosa... la cuestión aquí es que no sabemos si Soledad es correspondida o no.

¡Me encantó verte! Aunque de lejitos, jaja.

Besos.

Kix dijo...

Ay, creo que cada vez me parezco más a Soledad...

Qué onda Paquito hermoso, ¿dónde te has metido?

Exenio dijo...

Aullador:

Una buena prosa como la que nos expones viene a resultar un placer entre tantas pend%)(&as que uno se encuentra por ahí.

HRck: Fue un gusto conocerles en persona y, seguramente, las sesiones no habrán de terminar ahí; seguro nos encontraremos más seguido de lo que parece.

BUEN INICIO DE SEMANA... ah!!! y una abrazote para el pequeño aullador.

:-)

FENIX dijo...

Hola amigo:
vengo a hacer patente mi admiraciòn hacia ti, fuè un honor conocerte personalmente, he leìdo y disfrutado tu libro, gracias por la dedicaciòn, todavia no me la creo.

un abrazo y un beso al pequeño lobito.

LISABEL dijo...

bueno bueno, que sorpresas, me alejo una temporada de este mundo y me encuentro con una nueva imagen de tu blog y coqnue ya fue la presentación de tu libro...
me encanta leerle, así que aquí me tendras...
un saludo desde este mi mundo...

mafalda dijo...

.......

Los amantes encontrándose en los sueños, encadenándose con humores y sonidos oníricos. Al despertarse, ambos se encuentran calados por el vacío, por la frialdad de la ausencia.

Un beso mi lobo, fue un placer veros nuevamente, si tuviera la oportunidad de retroceder MI tiempo...MMmmmm mejor me como el comentario, es mi secreto...jejejejeje

Un beso al peque...
Espero verte pronto...

Mafalda

Nube Gorda dijo...

Mi querido lobo, me hubiera encantado volver a charlar contigo, siento mucho no haber podido llegar a la reunión, sin embargo tengo 2 cosas q decirte:
1a. Wow q lindo lobatito tiene ud. me anexo a la lista de consuegras haber si pega no?
2a. Tiene ud. una forma muy particular de expresar el sentimiento, a mi me dejas con el a flor de piel, gracias....¡¡¡

Bsuchitos*

Beatrix dijo...

Juan,

Muchas felicidades! me da mucho gusto que la edicion este agotada. Y lo entiendo, leyendote no cabe la menor duda.

Que siga el exito.