jueves, 9 de agosto de 2007

En tu búsqueda I.

Durante esos días, Benito ha tratado de acostumbrarse a la soledad de la ciudad. Busca a aquella mujer que en ensueños se le aparece y lo hace distinto a todos, no deja de pensar en ella, mientras come, mientras camina hacia su trabajo, mientras toca su guitarra, mientras escribe algo que aún no se atreve a llamar poesía. Benito la ve y no la ve, pues en cada sueño es distinta, pero es ella y en cada mujer que cruza en su camino la reconoce, en un movimiento de caderas, en la sonrisa, en la mirada esquiva o impúdica. En todas ellas la encuentra, pero en ninguna la tiene...

7 comentarios:

rossmar dijo...

Como que me parezco a Benito!!!

Kix dijo...

Mi querido Paco, me encantan me encantan me encantan tus escritos...

Llámame otra vez :-)

Anónimo dijo...

Creo que todos somos Benito en algún momento de nuestra vida, pues creemos poder encontar y tener a ese alguien que cubra todo lo que deseamos pero a la vez es dificil tenerlo y más aún encontrarlo... pero ahí está. TQM y te extraño

Eternamente Bella dijo...

perdón se me pasó poner quein soy en el coemntario anterior.

Beatrix dijo...

Y los dias se convierten en un laberinto del que Benito no sabe como salir. Ella, la de labios dulces y humedos, la que le mordio el corazon y lo dejo a cuenta gotas de soledad y angustia, la que le besa los pies por las noches mientras el duerme, ella la de la lengua frutal...

Y Benito despierta siendo cada dia menos el y mas de ella.

Juan de Lobos dijo...

Gracias por la deferencia a estas letras, gracias Rossmar, Mi querida Kix, Mi eternamente bella mi Beatrix. Esas últimas palabras a penas son el principio.
Besos

silvana y la luna llena dijo...

ASI COMENZASTE TU....... ESCRIBIENDO SIN ATREVERTE A DECIR QUE ERA POESIA.........CON TANTAS NOCHES IMAGINANDO Y CREANDO..
UN BESO