martes, 6 de noviembre de 2007

Del Anuncio a lo que sucederá después

Al inicio de la semana coloqué el anuncio del Post anterior, me da gusto haber leido (y creo que todos morbosamente compartieron) los comentarios al Post.

Pues bien; he aquí el verdadero (y malévolo) propósito de este Lobo.

Ademas de apaciguar una extraña soledad, quería saber qué cualidades debe tener el "Novio" (jamás mencioné ser yo), muy pocas comentaristas hicieron hincapié en el quién y en el qué; aunque ambas preguntaron sobre el trasero. Aún no encuentro la manera en que esas cualidades salgan a relucir.

Por otra parte, una bella Hada Madrina incluyó lo siguiente en su Blog:

"Dice un Lobo que busca novia. El hecho ha despertado mi vocación de casamentera -canción del Violinista en el tejado de fondo-. El hecho hace que cuestione algunos supuestos difíciles de responder:
a. Por qué un lobo busca novia en avisos clasificados?
b. Qué tipo de mujer valiente, domadora, y lo suficientemente inocente se atreverá a jugar de caperuza?
c. Cómo se domestica a un lobo sin que pierda ese espíritu salvaje que lo hace interesante?"
Simplemente encantador.

El Lobo aún no se troca por felino, me queda claro, aunque el aullar de esa manera puede cusar confusión.

En cuanto a las fichas y al casting...
No creo que se atrevan, pues a sabiendas de dónde queda la oficina de RR.HH., nomás no quieren entrar.

Aunque me encantaría saber más sobre las candidatas. (esto es simple y sencillo Ego ;-D )

Sigo en espera de saber qué cualidades buscan USTEDES mujeres en un novio (además del trasero), quiero a las mujeres arriba, que hablen, que aullen.

11 comentarios:

Cuatroletras dijo...

NO ME INTERESA.


No tengo la receta para el novio perfecto, principalmente porque no existe y si existe NO QUIERO CONOCERLO.

Me enamoro de hombres inverosímiles, que nadie puede creer cuando me ven con ellos. Más de una vez he escuchado, ¿Por qué sales con él? Y la mayoría de las veces mi respuesta es un suspiro.

Un hombre que entienda que el amor no es una batalla, sólo te das o no, te abres al amor o no, y eso lo decide cada uno, es personal. Yo no persigo a nadie para que me ame.

El trasero es algo que me gustaría pero si no lo tiene o si sólo “pinta su raya”, no me importa, me da igual.

Suerte en tu búsqueda.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Acudir a la citas para echar plática a la ventana. Saber trabajar en equipo de dos para escribir imaginarios, y alguna mitología (me gustaría compartir un viaje de escritura, ¿digamos un mes?). Gozar la experiencia en tomar la mano por ahí, en cualquier ciudad colonial. No tener miedo de andar entre los muertos ni pasear alrededor del kiosco, como de antiguo se acostumbra, dando vueltas a la misma apasionada idea. Yo no lo busqué, es lo que ofrecimos, fue lo que encontramos. Dicen los orientales que al inocente siempre le va bien, porque realiza sin miedo, porque llega sin prejuzgar. Los dragones, por otro lado, son animales verdaderamente fantásticos. ¡Qué maravilla mirarlos cuando emprenden el vuelo de apareamiento! ¡Qué maravilla compartir la visión! Le salió bonito el experimento: me quito el sombrero. Caigo en él con inocencia, no sin comenzar un relato a partir de sus alquimias. Reciba bendiciones de cristo, jehová, buda, el tao, el zen, yemayá, quetzalcóatl y afrodita-venus, para que le guíen sus pesos hasta la puerta que deba ser (ello es también una condición deseable). También bendiciones para su lobito y la manada de los Remedios, me los saluda. (PD: me quedo anónima, para no perturbar sus rituales: sabe que tiene mi absoluto respeto de igual).

rossmar dijo...

yo jamas he buscado novio, ¿por qué? muy sencillo

No me gustan los titulos de propiedad en las personas, prefiero encontrarme un compañero en cualquier espacio, y en cualquier lugar, alguien que disfrute de un buen café, de una buena plática, y de un excelso silencio, que sea tan corporeo como yo, (que le guste tocar pues), que sea libre en todos los sentidos.

Que jamás deje de ser él, para tampoco dejar de ser yo, que ame la vida y no le tenga miedo a la muerte.

Simplemente un ser capaz de amar.

Anónimo dijo...

Aún en estos tiempos, con vientos a favor y en contra, puedo decir que sé en un 80% lo que quiero de un hombre; y eso si, sé en 100% lo que no quiero.
La plenitud es una sensación que va y se anida espontánea en un lugarcillo azulado del organismo humano; los matices del color están fundamentados por las dosis constantes de satisfacción y felicidad. Cada mujer tiene su propio filtro de entrada para que la plenitud se deslice por sus vertientes, lo que a una dama le excita, a otra le asusta, a otra la sorprende, a otras les ofende etc.....
Es por eso Lobo que encuestas así tienen muchos sesgos. Porque aquí podemos plasmar infinidad de características hermosas que me atraen de un hombre: seguro de si mismo sin llegar a la agresividad extrema, que brille sin escándalo,discreto,sensible, simpático, inteligente, no misógino, que no sea mujeriego, que comparta afinidades, profundo, que no sea codo, que sea detallistas, que le guste leer, que sea escritor ... uffffff más y más cosas como: que sea autosuficiente, que conozca sus limitaciones y acepte las mías, que no intente siempre tener la razón, que sepa perder.
La realidad es otra, esa que se fundamenta principalmente por lo que entra de pronto por la mirada, y después por los oídos. Si, así es LOS OIDOS. Como mujer te lo digo, y estoy completamente segura que lo sabes, ustedes conquistan con las palabras. Y es allí donde yo fundamento mi atracción después de detectar algún trasero encantador, el trasero es una de las partes masculinas que yo observo más y que más me gustan.
Es evidente que si los ojos se presentan antes que el trasero (son la segunda parte del hombre que me gusta mirar) estos tienen que ser bellos, no estoy hablando del color sino de lo que no se ve, eso que yo le llamo idioma tangencial.
Entonces en ese momento escucho y miro sus ojos, si son melancólicos, tengo que aceptar que caigo duro y profundo.
No me gustan las poses, las exageraciones en: olores, vestimentas, atenciones, retórica; incluso me encanta aquel que primero calla y luego habla. Estoy tal ves en la fase donde un hombre me atrae en el momento que yo creo que nos comunicamos, tal ves porque la palabra para mi es algo contundente, es mi fuerte, mi arma secreta.
Continuando con los ojos, hay que observarlos, para descubrir lo que habita en ellos, si en ellos habitan Lobos, no hay posibilidad de que se les sustituya con pájaros de sonoro aleteo; entonces poco a poco muevo la mirada o observo las manos, las piernas, el torso. El hombre no puede cambiar lo mencionado dándose el aspecto que en realidad no tiene.
Pero caray, el peligro radica en las bocas, me engolosina observarlas, son la puerta de salida de las melodiosas PALABRAS. La boca es la caverna escondida, donde anida la metamorfosis, el número de metamorfosis podría ser infinito, porque de ella (la boca) salen palabras que hacen cambiar el aspecto de la gente según la necesidad. El problema, el nudo Giordano de la personalidad humana, lo hacen las palabras que salen de las bocas. Ese es ahora, en este momento mi principal problema.... creerles o no creerles..... pero ya tengo una solución busco los contornos de la verdad en los ya mencionados ojos.
El 20% que falta para la esteriotipación que busco en un hombre, es una variable que tiene sus aristas, por lo que podría ser peligroso, se puede colar algo inesperado, alguien que nunca me imagine que podría filtrarse, y de esa manera hacerme caer hacia el vértigo nuevamente.

Adivina quien soy......

Anónimo dijo...

Lo que yo busco en un hombre es pasión ... eso lo dice todo, la pasión se puede vivir en los más simples detalles, en cada momento del día y de la vida. Al amanecer, al compartir la plática más trivial o importante, en medio de una acalorada discusión y al hacer las paces, pero desde luego y principalmente al amar.

Ileana dijo...

Primero gracias por retomar el anuncio, porque esas preguntas son interesantes, provocadoras, evocantes.

Y si pensara en qué busco en un hombre, estoy segura de que es lo que hace tiempo dije en un cuento de hadas trasnochado:

Un compañero en el arduo camino cotidiano, un hombre real, sin miedos a sentir y arriesgarse, que se atreva a vivir sin la necesidad de rescatar damiselas en peligro, que escasean (y aunque es cómodo jugar a princesas de cuento de hadas, después de tres veces se convierte en aburrido).

Alguien con alma bella o que por lo menos se interese en cultivarla, que se atreva a soñar y luche porque los sueños se transformen en realidades a fuerza de trabajo y constancia.

Y no se, esto suena como carta a los reyes magos y esta es la hora de comer, así que entre sueño y deseo, lo único en lo que pienso es en comer y continuar con el turno de mamá.

Besos con campanitas de bosque

Netwalker dijo...

Ojalá encuentres pronto la candidata para eso que solo tu conoces y estas planeando.

Fotográfico abrazo

Yanett dijo...

.... y que sucederá después???

Bueno lo que puedo aportarte es que más que un buen físico la persona en la que yo me fijaría para compartir mi vida con él es su manera de ser, debe ser alegre, debe hacerme sonreir, debo sentirme segura y confiada, pero sobretodo debo ver que esa persona se sienta igual conmigo, que no tenga más interes en compartir la vida conmigo con sus cosas buenas y malas; que el dinero, la posición social, las amistades y hasta la familia no sean razón por la que estemos juntos. Que me ame y que se sienta amado igual. Creo que al final eso es lo que importa.
Saludos.

Beatrix dijo...

Veamos...Pues de entrada, yo cambiaria el titulo de la convocatoria, por que yo de buscar lo que buscaria sera un Hombre.

Ahora bien, ese Hombre, es un Hombre de carne y hueso, no es un super heroe ni tiene que tener una trasero redondo y firme.

Pero hay cosas que para mi no son negociables...

El debe ser ante todo un Hombre, fiel a sus convicciones, seguro de lo que quiere, tiene que ser un hombre que marque el rumbo, pero que no olvide que no lo recorre solo, tiene que ser un hombre que sepa y entienda que llego a su playa con arena de otro mar, y que el se haga el loco, tiene que ser un hombre amigo, amante, complice. Tiene que ser un Hombre que sepa soñar, despierto y dormido, conmigo y con otras, pero que sepa soñar. Tiene que ser un Hombre complemento. Ah! y que le guste trabajar! Espero que mi lista no sea muy larga, que no lo es,y para mi buena suerte El existe afortunadamente.

Lluvia dijo...

a ver niñas no sean cobardes y ponga sus nick o nombres , tramposas jaaa
bueno yo que dire, a ver . pues como dice una no hay hombre perfecto , la otra dicen que no se buscan , es verdad , a veces una tiene su estereotipo de hombre y resulta que una se enamora de algo super distinto que una tiene en mente ay el amor, perfecto hombre? pues solo al comienzo de toda relacion jaaa son una miel, y otras pues se derrite por el susudicho o sea lobito,, entonces pues digale la onda jajaa no que ya estamos en el año 2000 y cacho?? que criticona entre hoy ups..
por cierto lobito no me haz visitado ehh........ mi bloq jaaaaaaaa chao y besos .

Sabina dijo...

Charla amena, acidez, sarcasmo, sesera, independencia, capacidad para diferenciar el estar emocionalmente disponible, del ocupado.
Saber convivir y con beber sin caer en excesos.
Etc,