martes, 27 de noviembre de 2007

Regreso de la Primera Musa

Hace algunos días me pregunté sobre una mujer mucho muy especial en mi vida. Ella vive en un apartado rincón de este bello País y con ella compartí pocos días, pero muchas experiencias.
La conocí aún niño y me enamoré de ella, pero ella ni siquiera se fijaba en un chamaquito mocoso. Adoraba cuando se sentaba en la silla del comedor, sin mirarme, pero ella estaba ahí acompañando a su Mamá, una mujer maravillosa, mágica. Una mujer que leía el destino en los astros y las cartas, una mujer con sendas arracadas y un bindí en la frente, un cascabel de pulseras y sueños.
Años después (yo un poco más desarrolladito), la volví a ver en casa, también acompañando a su Mamá, pero ahora ella fue quien me pareció mágica. Con arracadas, pulseras doradas y una piel hermosamente aceitunada. Su boca pequeña e insinuante, su largo cabello negro cuervo, sus ojos pequeños y dulces; pero su aroma es lo que me ha acompañado desde que la besé por primera vez, ese aroma es el sándalo.
Ayer hablé con ella, ayer la reencontré.
Debo agradecer al Hi5 y al Msn, por los cuales concretamos esta reunión virtual.
Es curiosa la vida, más de diez años después platicamos, recordamos, nos sonreímos.
Hace más de diez años, hubiese dado todo por compartir mi vida con ella.
Hace más de diez años, fue la segunda vez que hice el amor por primera vez.

4 comentarios:

Yanett dijo...

Disfruta mucho tu reencuentro!

silvana y la luna llena dijo...

El reencuentro.... que maravilla y que increible no a cualquiera nos pasa disfrutalo y por lo que se ve muchas musas han sido tu inspiracion............... un beso

Kix dijo...

¡¡¡Óigame no!!!!

¿Pos cuántas somos??????????

Beatrix dijo...

Este post si que es lindo caray!

Me gusto mucho saber como la guardas en tu memoria niña. Que bien Juan, uno nunca debe olvidar el origen de las sensaciones y las emociones, me da gusto leer que lo entiendes bien.

Bravo por esa Musa!