miércoles, 2 de enero de 2008

A darle que es Mole de Olla

El año se acabó y con él algunas tristezas y otras tantas alegrías, el pasado esta allá y ahora no queda más que aventurarse al 2008.
Y como he decidido pegarle a todo, me enconcharé algunos meses para seguir publicando mis locuras, así que es muy probable que deje de escribir en mis espacios, (no se alegren demasiado, sólo dije que era muy probable), así que mis mejores deseos para este inicio de heladas carbañuelas.
Pórtense mal, que aquí estaré.

3 comentarios:

Yanett dijo...

Animo pues!!!!
Un abrazo.

Kix dijo...

Mi Lobo consentido! Te mando todos los abrazos apachurrables de año nuevo!

rossmar dijo...

te dejo un gran abrazo de año nuevo