lunes, 18 de febrero de 2008

En Lunes, ni las gallinas ponen.

Y yo no quisiera ser la excepción, pero no es así, ando poniendo, digo, trabajando y aunque ayer, domingo fue extraño, porque de una u otra manera a veces uno no nota el paso del tiempo como ayer lo noté.
Fuí a dejar al Lobito con su mamá, y mi Compadre (Padrino del Lobito) estaba llegando, lo saludé, sus hijos grandísimos, tenía más de dos años de no verlos, salieron más sobrinos políticos, los cuales me saludaron muy bien, todos enormes, me sentí viejo.
La mamá de Lobito, haciendo bromas (pesadas por supuesto) sobre lo que ahora ya no somos, fue como un mimo triste, como payaso vagabundo ese sentimiento de lo que nunca fue. Me acordé y así lo sentí, que lo mal que se había portado este Lobo, simplemente fue pretexto de lo que ya no quería desde hace mucho tiempo. Eso sentí.
Sentí además un profundo sentimiento de vacío, aunque jamás me gustó ir a esa casa, me sentí extraño al dejar ahí a mi Cachorrito, y más aún el darle la espalda a una familia.
Eso me hizo sentir un poco deprimido, conduje mi chicharito hacia el sur, por eje 1, sin percatarme llegué hasta Churubusco, ahí le llamé a Elena, necesitaba desahogar esa grima, ella no estaba, pero no tardaría demasiado. Caminé hacia Centro Coyoacán, mucha gente, muchas familias y este Lobo solitario, caminando en círculos, subiendo y bajando escaleras eléctricas, siendo seguido por elementos de seguridad de la plaza comercial (¿en verdad tengo cara de maleante?) caminé y recordé, o quise olvidar.
Llegó Elena, también deprimida, juntos nos escuchamos y vimos una película de lo más boba, nos reímos, me preparé una malteada con super chocolate, ella una quina, nos comenzamos a sentir mejor en el desahogo, finalmente en seis minutos nos percatamos que el día a pesar de haber sido extraño, concluía muy bien, sin tanto peso sobre los hombros.
Llegué a mi casa, cené comida china y decidí soñar.
Hoy me levanté con el pié izquierdo, tenía flojera, pero me encontré conque estoy vivo y mientras continúe con esta gracia, seguiré "poniendo" también los días lunes.

4 comentarios:

mafalda dijo...

.......

Llegue el Domingo 17 de febrero a las 7:40 hrs am, o un poco más tarde a Coyoacan, jejeje... simpático el asunto, me fui de allí a las 19:00 hrs pm, por cierto, conocí un libro que lleva tu prólogo.

No se si te haga sentir mejor (a lo mejor ¡nel! PERO AÚN ASÍ TE LO DIGO), saber que por lo menos en pensamiento tu no estuviste solo, ya que al estar leyendo el prólogo escrito por vos, entre un rato en tu cabezilla; yo fuí exclusivamente a conocer "Café Toscano", y me lleve como cinco libros más jajaja, no tengo remedio.
Con lo que respecta a darte ánimos y demás cosas, mis palabras estrían de más, es tan difícil tener las palabras exactas en el momento adecuado.

Envío un saludo a un padre que incia (si no es que ya lo iniciaste antes) el proceso de demostración a terceros, no te quedes allí, solo eso te pido Escritor.

Mafalda

Nube Gorda dijo...

Lobito andas intenso, mira q yo he ido muchas veces a la casa dem i ex y neta q no he experimentado ningún sentimiento, ni bueno ni malo, simplemente me salgo, doy vuelta a la página y lixto, es más no quiero sentir lo q tu, insisito estás cañon.

Ah y respecto a eso d q el lunes ni las gallinas ponen, dejame decirte q difiero un poco de esa analogía, yo mejor díría HAY Q PONERLE TODOS LOS DÍAS, jijijijiji..¡¡¡


Bsuchitos pa usté..¡¡¡

pd. Yo también quiero comer con el lobito, mis tarantulas, las kixitas y usté...¡¡

Kix dijo...

Te entiendo cañón mi Lobote, aunque como nuestra amiga Nubecina, yo también ya lo sobrepasé con mi ex.

Un abrazote, hombre y no se me achicopale!

Enrique dijo...

Qué la depre ni que la tiznada!
Usted lo que anda pidiendo es quien lo invite a tomarse unas chelas, a mí no me engaña.
Póngale fecha y nos vemos luego, luego.
Un abrazo k'.
EFD