miércoles, 12 de noviembre de 2008

Miércoles atento a la Luna

El Lobo dice...
Queridas lectoras, estimados lectores:
En los últimos posts, se pudieron percatar que me había tocado catársis, haciendo una pequeña remembranza por supuesto que coinciden esos desplantes de sensibilidad con las fases lunares, digamos que "estoy en mis días", y tiene que ver mucho la Luna, en verdad he notado que este blog en especial, es cíclico, que se dejan llevar la pluma o las teclas, por la marea selenita.
Pero he notado que además de inspirar, la Luna es mucho más que una alegoría en mi labor, ha sido cama redonda, estilete, espejo de almas, luz abrumadora, oscuridad entera, eso ha sido la Luna para mi, que me convierto en lugar común y portador del mal del Lycaón.
Pero a quien le pega con tubo la etapa lunar, es a mi roomate. Una Licenciada que se pone como gorgona con cólicos premenstruales, menstruales y postmenstruales, su caracter, en general afable y amistoso, se trastoca por una máscara furibunda, de exclamaciones agresivas y algunas hasta hirientes, por supuesto yo la mando mucho a la chingada y debo esperar algunos días de malestares femeninos para que regrese a su estado de afable bobaliconalidad.
No es gracioso créanmelo queridas lectoras, sé que es un proceso natural, un desprendimiento doloroso de la simiente no fecundada, pero no se pasen, ese malestar, para gente sensible y tan empática como este Lobo, resulta un auténtico tormento, pues nada más de pensar en estar solo con mi compañera, los pelos del occipucio se erizan, nada que uno desee ni para su peor enemigo.
A pesar de ser un proceso natural y hasta cierto punto inevitable, se sigue hablando poco del tema, algunos artistas han plasmado, principalmente en la literatura, sin embargo como mera circunstancia o como suceso accesorio, aquellos momentos difíciles para las niñas que dejan de serlo para ser señoritas, en la Poesía sucede casi lo mismo, adornando el hecho con palabras. Pero entre todas esas expresiones, existe una canción la cual seguramente la han oído sin escuchar que habla de manera hermosa de ese proceso mensual que tienen ustedes y que padecemos todos.
La canción es maravillosa y su autor el Compositor Hernaldo Zúñiga:

Una vez al mes.
Puntual o irregular te llegara
como aviso de que un dia
tendras una semilla convirtiendose en chaval,
una estrellita de rosa y tu... lloraras.
Una vez al mes,
esa incomodidad, es la señal
de que a ti te sobra vida.
Tu cuerpo se hace rio,
agua santa, bendicion.
Mujer te quiero, mujer mi amor.

Estribillo:
Una vez al mes, una vez al mes,
son rosas rojas de un jardin dentro de ti
que mueren, otras van a vivir, una vez al mes
que son cortadas con dolor,
y es asi en cada mes...

Una vez al mes, una vez al mes
son rosas rojas de un jardin dentro de ti
que mueren otras van a vivir, una vez al mes
que son cortadas con dolor,
y es asi en cada mes...

Una vez al mes
jaqueca, mal humor o depresion,
no hay motivo de verguenza.
Oye, no pasa nada,
dejame te amo igual,
mujer te quiero, mujer mi amor.

Estribillo: Se repite dos veces.

Creo que la letra es, como lo dije, maravillosa y yo canté el estribillo un sinnúmero de veces sin entenderla.
Lamentablemente no puedo poner el video, porque ya no puedo accesar al youtube desde aquí, pero en cuanto puedan búsquenla y seguramente se darán cuenta de la maravilla que es.
Eso me hubiese gustado decirle a mi hermanita cuando tuvo su primer periodo, el cual fue un suceso emotivo y felíz en toda la familia, llegaron flores de parte de mi Papá y mi tío Fer, todos chillamos encantados. Ahora mi Hermanita está embarazada y seré tío nuevamente de otra hermosa niña. Creo que bien vale la pena el sacrificio en sangre a cambio de un hijo.
Pues ya hablamos mucho de mi, así que como ando de sangrón ya me despido, no sin antes decirles que de verdad admiro a la fortaleza femenina.
Aullidos y besos para ustedes.
P.S. Si sobrevivo al periodo de la Lic. sin mentarnos completamente nuestras respectivas progenitoras, les escribiré algo más.

3 comentarios:

Hugo dijo...

Pues sí carnal, al final del día nuestro lado animal aflora con la luna y a cada quien lo influye de una forma distinta.

Por lo pronto alégrate de no tener pelos en el occipusio, eso hará más llevadera la convivencia con tu compañerita.

Un abrazo y mucho disfrute de la luna que ya casi está llena.

Kix dijo...

Ay no, por piedad... de plano sí eres bien poeta mi Lobote y yo nada poeta porque de plano esa canción de una vez al mes no me gustó nadita :-s

Coro dijo...

Ay, cómo me has hecho reír, jajaja.

Bss