miércoles, 11 de marzo de 2009

Trigésimo quinto post del año o si ya me conoces ¿pá qué me invitas?

El Lobo dice...
Queridas lectoras, amables lectores.
Bienvenidos nuevamente a este espacio de solaz y regocijo.
Muchas veces nos hemos encontrado en situaciones ambarazosas, lugares en los que te sientes fuera de contexto, como mosca en leche o en medio de la Rebel con una playerita del América.
Lo más odioso es que muchas veces te obligas a hacer ciertas cosas, sin que las verdaderas razones salgan a la luz, por ejemplo a una cita de trabajo en la lonchería de la esquina para el puesto de garrotero y usas traje y corbata cuando no estás habituado, pero quieres dar una "buena impresión" o quieres ligar con la mujer cosmo que te hizo ojitos durante la presentación aburrida de aquel libro aburrido y te acercas al corrillo en el cual está la nueva Musa, la nueva chica de tus sueños y la charla gira en torno a los poetas malditos y una sesuda analogía crítica respecto al movimiento noir europeo de vanguardia noruega, te quedas como con cara de ¿qué chingaos hago aqui? y ella sonríe ante tu cara y frunce la punta de la nariz. La pierdes para siempre de tu vida, o eso crees hasta la siguiente presentación aburrida de otro libro aburrido y la ves del brazo de un hipiteca artista plástico.
A veces te ha tocado empujar un trozo de comida con el pulgar para poder subirlo al tenedor y seguir disfrutando de la exquisita vianda, cuando te das cuenta estás siendo observado, criticado y anatemizado por lo más delecto de la sociedad, mientras muy quitado de la pena sigues deglutiendo con los colores en el rostro.
Pero ¿qué sucede cuando es al revés la cosa? sientes que vas a un lado y que nadie te va a pelar, que no perteneces al grupo y ¡sorpresa! todos te tratan a todo dar, te atienden como si fueras el Sha de Persia, te ofrecen chelas gratis, las niñas te ven con buenos ojos y los chavos como un verdadero camarada.
Ayer me sucedió eso (aunque sin chelas), mi amiga Dianita me invitó a platicar con sus alumnos de la Unicach de la materia de Apreciación Estética.
Para mi en lo particular es maravilloso el compartir foros con jóvenes, más cuando tienen interés por alguna rama de las Bellas Artes (y de hasta una que otra Mala Arte), pues se convierte al principio en un monólogo y posteriormente en un diálogo muchas veces coartado por el tiempo.
Ayer les leí, platicamos de las historias detrás de los cuentos que están incluídos en mi Segundo Aullido, pero esa hora y media se fue como agua.
Una sonrisa enorme adornó mi rostro el resto de la tarde, la cual disfruté tomando un thé helado en uno de mis lugares favoritos de esta ciudad, por supuesto bien acompañado por una querida amiga.
La Luna nos sorprendió cuasi llena, platicando de mil cosas. Y yo continuaba con mi sonrisa, sorprendido nuevamente por la participación de los chavos y chavas Unicachenses, porque siento que les he caido bien y me hicieron sentir más que bienvenido en su salón de clases y en sus vidas.
Esa es la breve crónica de un Lobo que todavía tiene que preparar una presentación para la chamba, pero que moría de ganas de compartir con ustedes esta alegría.

Aullidos para ustedes.

P.S. ¡Ya tengo mi demo de Lore Aquino! hasta dedicado y toda la cosa, desde ayer no dejo de escucharlo, ya hasta canta ronquito la pobrecita. ¡Gracias Lore!
P.P.S. El libro de "Diario íntimo de un guacarróquer" está a punto de llegar a su fin, les prepararé la reseña, hay cosas que me encantaron y otras que me hicieron llegar con arcadas al baño, excelente prosa.

5 comentarios:

ShAdOw dijo...

Me da mucho gusto saberte pleno y feliz lobito, Nadie puede resistir el aullido y encanto del lobo.

Todo lo mejor para ti

Exenio dijo...

El capìtulo anterior de "experiencias dolorosas" tiene una secuencia a manera de saga:

1) El cajero automàtico se cargò mi feria, SI, pero el supervisor de la tiendita de conveniencia dio instrucciones al empleado del mostrador para que me facilitara la lana; lo hizo marcàndome EL a mi celula y sin mayor requisito que no fuera otorgarle un recibo elaborado por mi mano;

2) Ayer me la aplicaron en una gasolinera cercana a mi casa, cuando me dijeron que si jalaba su maquinita de TDC's y a la hora de la hora, pus no màs no, yo sin efectivo. El empleado despachador simplemente me dijo, no se preocupe, mañana me lo pasa a dejar... en este caso sin recibo...

Xuale... malditos tipos, me hacen confiar en este inchi mundo de nuevo !!!

AndreaLP dijo...

Los jóvenes siempre aportan algo y si tienen hambre de aprendizaje, la experiencia resulta mayúscula.

Me alegra saber que te está yendo bien y te sientes feliz por áquel rincón de méxico, Lobazo.

Ya ví que Exe vuelve a creer en la gente, caray! Eso también da gusto.

Besitos, muchos.

Hugo dijo...

Bien carnal, una vez más conquistas con tus letras. Y eso que los Castillo no somos nada mal parecidos jejejejeje.

Un abrazo grande y sigue triunfando.

Te quiero.

Kix dijo...

Ah mi Lobazo, también tú te percataste de la increíble luna que hemos tenido en días anteriores... imposible no verla.

Te esperamos por acá en Tenochtitlan!