lunes, 30 de noviembre de 2009

Centésimo quinto post del año o Por sus acciones los conocereis.

El Lobo dice...
Queridas lectoras, amables lectores:
Hoy el Lobo aulla y aulla fuerte, de rencor, de coraje, de impotencia ante un grupo de pseudopoetas. La cosa es que mi Hermana Sonia Silva, se encargó, como Presidenta de la ASOLAPO (Asociación Latinoamericana de Poetas) en México, de organizar un encuentro internacional.
Cabe señalar que dicha Asociación es en realidad un nicho de culto a una pésima cagatintas llamada Luz Samanez Paz, originaria del Perú. ¿por qué detenerme en detalles? Pues muy simple, esta mujer, de quien conocí su pésimo trabajo, además de haber conocido su lado más mezquino y humano, fuera del contexto cultural al cual aspira sin lograrlo, me hizo pensar que la mayoría de nosotros quienes creamos, estamos expuestos a toparnos con tan deleznable gente.


Este congreso, en muchos sentidos resultó un fiasco, en parte por la reorganización (hay que aceptarlo), la cual se vio afectada por factores en su mayoría externos, lo cual hizo que Sonia tomara decisiones al momento, se improvisara y se lograra un objetivo y aun asi, en mucho superaron las espectativas de quienes se dieron cita para asistir al evento. En cuanto a la participación de los "Poetas" y en gran medida a la mala y baja calidad de la mayoría de las ponencias, el evento no merecía. Desde el primer momento supe que era una organización de culto a la persona y no al trabajo de los poetas, que en su mayoría ilusos, integran ese club bobo. Pero afortunadamente hubieron algunas exposiciones magistrales, dignas de un encuentro internacional y que en verdad valieron la pena. Por mencionar algunas de mis ahora amigos Lucía Orellana Cofré (Chile), Francisco Javier Bautista Lara (Nicaragua), Miguel Angel Russo Lovera (Argentina) y el Dr. Miguel Martínez Márquez (Argentina); le dieron ese toque de grandeza que el encuentro necesitaba. La verdad yo no soy Poeta, respeto enormemente al Poeta, yo soy Escritor, narrador, cuentista o cuentero, como gusten, pero en verdad daba pena ajena el escuchar los versos fáciles, las analogías aniñadas o el grandilocuente e imbecil discurso y perorata del representante del Ecuador, Fernando Torres Regalado, quien además de su mala oratoria, nos endilgaba con una cantidad ingente de palabrillas domingueras además de un lenguaje arcaico y aburrido, rebuscado y sin miras ni objetivos, un auténtico galimatías.

La Presidenta y "Diva del verso" como se hace llamar Luz Samanez Paz, ese ser hediondo (me cae que no se bañó en los quince días que duró el encuentro y le rugía gacho la pantera) e insoportable, solamente escuchaba lo que deseaba escuchar, al parecer su mente no da para más y se enfrascaba en un monólogo interno que no tenía nada que ver con lo expuesto en el presidium.

Una tristeza el que la mayoría haya pagado tanto para venir a hacer el ridículo y a evidenciar su falta de talento, a mostrar sus miserias intelectualoides y además ¡quejarse todo el maldito tiempo! Mostraron un lado humano, pero intolerable para alguien quien se dice ser Poeta. El discurso de los intentos de versos completamente ajenos a la realidad, sin coherencia con el ser. Hablaban de amor al prójimo y no dejaban un duro de propina (a mi amigo Miguel, del bar "La Opera", le consta), escribian de fraternidad y se la pasaron insultando y haciendo menos a una verdadera y talentosa Poeta por ser chilena, hablaban de paz y todo el tiempo estuvieron haciendo conflictos y causando lástimas. Me duele el haber participado en ese remedo de Asociación, afortunadamente después de la clausura nos expulsaron de tan benemérita institución. Para cerrar escribí en un discurso de renuncia a la supuesta asociación, en donde volcaba mi sentir y el de mis compañeros de delagación; por cierto, no hubo participación en el programa de nosotros, imagínense siendo anfitriones y que te corran de tu casa. Además y como cereza en el pastel de mierda cocinado por Luz Samanez, Fernando Torres Regalado, Lidia Carrizo y Alba Oliva secundaron la moción y antes de que terminara mi discurso decidieron seguir con su grosera actitud y se retiraron gritando pendejada y media, más tarde y con la frente muy en alto, salimos de Casa Lamm.

Pero las sorpresas no se quedaron ahi, más tarde, nos enteramos que fuimos acusados injustamente de amenazas de muerte y de fraude, por esa gente miserable que además de maletas (por malhechos), vinieron a hacer su estropicio con Ministerio Público y denuncia de hechos incluída, falseando en declaración ante una autoridad judicial y demás monadas.

Siento que se hayan tenido que chutar esta monserga, pero si llegaron hasta este punto se los agradezco. Ahora saben el porqué de mi ausencia y como es la última vez que tocaré el tema, tenía que desahogarme.

Saben que no me gusta decir cosas a tontas y a locas, pero esto me rebasó en muchos sentidos, apoyé a Sonia y me fleté con todo y todo, valió la pena, conocí a gente maravillosa de quienes les hablaré en post futuros. Las letras pesan y mucho, pero el intentar ser lo que no se es, pesa mucho más.

Aullidos catárticos para ustedes.

P.S. Mañana martes 1o. de diciembre mi Maestro Benjamín García presenta su primera novela "Abismo en el sol", la cita es en la librería Gandhi "Mauricio Achar" en Miguel Angel de Quevedo a las 7 de la noche, vino de honor y bohemia segura ¿quien dijo yo?

5 comentarios:

Carlanoche dijo...

Eso era todo mi lobo, esa fuerza con la que plasmas tu enojo me ha encantado, simplemente excelente catarsis.
Ah. yo digo YO, se puede?

Beatrix dijo...

Pues bien dice el dicho que no? El que con niños duerme, amanece...

ShAdOw dijo...

Dificil situación la que has pasado, pero en esta vida de todo se aprende.

Lo que no te mata... te hace fuerte.

Cuidate... Auuuuuuu!!!

El monstruo dijo...

Pos a seguirle chingando por lo que sí vale la pena, de esta anécdota rescatas nuevas amistades y aprendes lo que no se debe de hacer.


Éxito Lobo.

Enrique dijo...

Hasta donde supe: Por cinco de mayo y Filomeno Mata se oía un sonoro lamento:
¡Qué hoja de boletes, pero qué cabra de bolones!
No lo afirmo, lo cuento.

No modo k' así es el mundo del pequeño, minúsculo, intelectualoide.

Un abrazo.