domingo, 11 de abril de 2010

Un retorno.

El Lobo dice...
Queridas lectoras, amables lectores:
Con tantas cosas en la cabeza y otras tantas pendientes por hacer. Me había olvidado de llenar este espacio.
Las cosas nunca salen como quieres, eso queda claro. Podrás ser un extraordinario proyectista, psíquico o adivinador. Pero el futuro siempre cambia.
No había entendido este concepto, o mejor dicho, no lo había aplicado del todo; y es doloroso encontrarse con esa realidad. Los planes se vienen abajo, los ideales se van corrompiendo, y lo que en un principio odiabas, realmente no te adesagrada del todo una vez conocido. No es malo el cambiar, el ir dejando hacer al destino. Pero de cualquier manera somos libres, seguimos con esa forma de burbujas de jabón a punto de volar o de ser reventadas por el ismo soplo que te ha dado vida.
Durante muchos años fui un ser espiritual, estudié de manera seria diversas ciencias ocultas (la verdad ni tan ocultas, de lo contrario no las hubiera estudiado), pero eso me fue creando una visión distinta de lo que es la Fe y el sentir de un creyente. Ahora es lo que me hace falta, creer en algo, en mi mismo, en Dios. Sé que existimos (Dios y yo), y que a pesar de los pesares Él está acompañándome en todo momento, es quien me ayuda a levantarme. No quiero que este post sea una especie de redención, simplemente diré. Dios mio, yo creo en ti, permiteme creer en mi, ayúdame a salir adelante. Gracias Señor.

4 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Que post tan dominical! No en el tenor de Alma Rosa (La adorada norteña de chile y de manteca) pero inevitablemente domiical. Reocrdando la etimología del nombre: Día del señor...(¡Y te lo dice un ateo!)
Agrego: Fito Páez dice: "Es hora de volver a mi, a brillar..."

Kix dijo...

Pues yo no creo en dioses, mi adorado Lobote, así es que solamente te dejo un abrazo.

Carlanoche dijo...

Sabes que es lo más bello cuando uno decide regresar? que él siempre está ahí con los brazos abiertos. Sólo tenemos que dejarnos abrazar.
Besitos corazón

El monstruo dijo...

De acuerdo con Carlanoche, siempre se está a tiempo, Dios vive en nosotros, háblale a tu Dios interno, te escuchará y hará todo lo que quieras y permitas en tu beneficio.

Te quiero Lobo.