jueves, 18 de octubre de 2007

Hoy jueves

Júpiter me dejó grandes cosas hoy en su día, empezando en que este Lobo no deja las palabras, al contrario va a empezar a pulirlas; el incidente del ayer ahí se queda, en el ayer y lo mejor de cada día, simplemente lo tomo y con una sonrisa que sé compartida, contesto los mensajes del messenger.
A las 7 de la madrugada, mi hermanito Huguito, me platicó de una Agencia de Publicidad que lleva a cabo un programa de preparación de gente creativa que desea involucrarse en y con el medio de la publicidad, así que me preguntó si no me interesaba conocer ese programa, pues es muy probable que termine trabajando en una Agencia de publicidad (ya sé, pensarán que este Lobo está loco y que aún "No se halla" y en parte tienen razón, pero lo que sea para seguir fomentando la creatividad y más siendo escritor jamás esta de más ¿no?) así que, me dió los datos y en la tarde me dí una vuelta por la Colonia Roma (les cuento más adelante)
Me lancé al sur por mi Lobezno, hoy mi Lobito, estuvo un poco serio con Papá Lobo (hasta que llegamos al Mc. Donald's y completó su colección de muñecos de Ben 10) y por supuesto nos dimos otra vuelta por la Feria del libro, ya que unos amigos que aún publican en Épica, presentaron una antología poética. Después de casi dos años, volví a ver a Alejandro Torres (el Editor) y un abrazo hizo que quedaran atrás los pequeños resquemores (que me hicieron cambiar de casa editorial), por supuesto estuvo Benja para apoyar y aplaudir al buen Asdrubal y al Toño Luna.
Más tarde y jugando todo el camino con el Lobito, su muñeco de Ben 10 y un vampiro y una calaverita de goma (estos últimos adquiridos a muy buen precio en el Mercado de Sonora), llegamos a casa de Chelito, comí un delicioso chile en nogada y la mamá de Paquito vino por él, pues tenía que supervisar algo de su trabajo (aunque no lo crean YA está trabajando).
Una vez entregado el lobito, me dirigí al hombro de la Roma (cerca del corazón) y me entrevisté con Rigo Ginés, el Chairman de la Agencia Brain+mart y Director de Simulador de vuelo, quien después de una amena entrevista y datos sobre el curso o programa de despegue de nuevos creativos me dió la bienvenida al mundo de la publicidad. Me divertí como enano durante la clase impartida. Esto de la publicidad esta harto bien.
En fin, ya les seguiré contando este devenir por la vida del contento Lobo (incursor al mundo de la publicidad), estoy agotado, ojalá Venus, en su día, me regale una maravillosa sorpresa como la de hoy.
Mil Besos, feliz Aullidooooooooooooaaaaaauuuuuuuuu

1 comentario:

silvana y la luna llena dijo...

cada dia me sorprendes mas, me encanta la idea de que andes explorando diferentes medios ...felicidades¡¡¡¡¡
todavia falta mucho por aprender...
besos (a poco ya trabaja...jajaja con razon cayo un tormenton)