martes, 28 de octubre de 2008

Sencillamente

Uno se convierte sencillamente en objeto de satisfacción, de un sueño, de una fantasía, de un deseo. Este Lobo se confiesa haber hecho esto y más, con el fin de satisfacer uno de tantos deseos lúdicos, una de tantas fantasías, uno de tantos sueños.
He intentado hasta escribir poesía, fingir ser un violador, o un osito (lobito) de peluche.
La alegría, el deseo, la lujuria, la intensidad y la pasión se miden con objetos distintos, pero conservan casi la misma escala.
Uno se deja hacer, uno se deja llevar por arrancar una sonrisa o un grito de deleite y satisfacción.
Aullidos fantásticos para ustedes.

P.S. En mi caso también me hubiese visto horororso de guera.
Je je je.

4 comentarios:

Cuatroletras dijo...

El juego es el inicio de nuevas sensaciones, dejarse llevar, o de crar confianza para que el otro permita ir màs allà.

Me gusto este post

Pd. No puedo decir que he hecho, me meterian a la càrcel.

Saludos

Anónimo dijo...

flores bravo reportandose:

avante y gloria alla en el sur paquirri,visita las cronicas de limon,postealas, recomiendalas y rie.

este tipo de rolas
son por mucho
lo engargola nuestras almas
como en un tomo de alguna
enciclopedia de corazones
astillados por el uso.

regresa ahora paco, que el instante se nos va!!!

Lluvia dijo...

Todos alguna vez nos inventamos una identidad para satifacer los deseos y gustos de la o las personas que amas o simplemente pasaron por tu vida

mafalda dijo...

...



Hola.

Sólo paso a dejar saludos y mi nueva dirección.

Mafalda