lunes, 1 de diciembre de 2008

Viene desde el viernes, hoy nublado, yo de rojo.

El Lobo dice...
Este post está musicalizado por el Bersuit Vergarabat y "Mi Caramelo", ando de camisa roja, tratando de ponerle un poco de color a este día nublado y lluvioso, lo logro, al menos en mi ánimo que se ha visto bombardeado los´días pasados, pero viene desde el viernes que no posteé.
Viernes:
Llegó nuestro Jefe de México, animoso y animado, al parecer ya está renegociando el contrato, lo que nos dará una ligera prolongación de nuestra estancia en estas tierras (aunque ya había decidido quedarme por acá), tal parece que en el trabajo las cosas están para arreglarse, y no para crearse. Mientras tanto me divierto, ese mismo día fuimos mis compañeros y este Lobo aullador a la Feria de Chiapas, a "dar la vuelta", mientras nuestro jefe descansaba en el depa. Una feria grande, con lo que tienen todas estas ferias, un chingo de "bolos" (borrachos), pero todo el mundo muy tranquilo, muchísimas mujeres, de todos tamaños, colores y supongo que sabores. Juegos y comida regional y foránea. Nos tomamos un litro de chela cada uno y caminamos y caminamos. Participé en un concurso de baile de telcel y le rompí la uña a la edecán, ya me pasará la factura.
Sábado de madrugada:
Llegamos cerca de las dos de la mañana, a mi me tocó sillón. Soñé con... Ella traia puesta una blusa transparente de encajes en color negro, sus senos morenos realzados en esa indumentaria, su rostro lascivo, su sonrisa tierna y concupiscente (me parezco a "La Chabela") la acerqué a mi cuerpo, tomándola del talle, saqué mi lengua ansioso de lamer nuevamente esa piel, mi boca rozando esa tela transparente y... Me despertó el Jefe, ya salía hacia el aeropuerto y entre sueños, además de mantarle la madre (en silencio por supuesto)puse atención, me dio instrucciones sobre el contrato y pude ir a mi cama a seguir durmiendo (como buen anfitrión le cedí mi recámara), tratando de evocar nuevamente el cuerpo moreno, la sonrisa perfecta y la blusa transparente, pero, ¡puras habas!
Ya en la tarde desperté como con resaca, de malas por lo que he bautizado "coitus oníricus interruptus", más o menos. Fuimos a hacer la despensa la Lic. y su S.S., gastamos un buen ya que no habiamos hecho despensa más o menos desde hace un mes y decidimos ir en la noche al cine; vimos "Twilight" la verdad la novela me gustó (placeres culpables)y ésta adaptación tengo que reconocerlo es muy buena y apegada al libro, me gustó, aunque Bella aparece un poco más cachondona que en el libro, cosa que agradecí muchísimo más. Como lo dije, me gustó y eso me puso a pensar, esta mujer Stephanie Meyer ha logrado un hitazo de mercadotecnia, tengo que seguir aprendiendo. Además le ha dado un nuevo giro al mito vampírico, todavía no sé que hizo con los Hombres Lobo, pero me gustó esa adaptación, aunque los fans de Anne Rice, no concuerden conmigo, sé que a Meyer como escritora, todavía le falta un poco más de experiencia que la Rice tiene de sobra, pero logra hacer algo para una nueva generación.
Me gustó y mucho la movie, y me divertí aún más al escuchar los suspiros de las chavas que arrastraron a sus novios a ver la película. Ya espero la segunda entrega en donde aparecen los HOMBRES LOBO AAAAAaaauuuuuuu.
Domingo:
Me desperté muy tarde, el día nublado y nomás me bañé para dormir nuevamente, eso sí, limpio y en cueros, desperté nuevamente a las dos de la tarde, preparé una pasta con champiñones y pollo, una vez vestido por supuesto, y me reventé el marathón de Dr. House en el 5, la Lic. y yo nos echamos un volado y decidimos regresar a la feria. Nos tocó el concierto de Emmanuel, canté todas las canciones desde "dormir cansado" hasta "el Rey Azul" y "la Séptima Luna", es increíble la cantidad de información que guardamos en el cerebro. Emmanuel presentó a su hijo Alexander quien canta igualito que él, me acordé de mi Lobito y sé que siempre nos miramos con ese orgullo, pero algún día él será más alto y más fuerte que su padre, es la ley de la vida. También regresamos de la feria a las dos de la mañana pero sin ingerir tanta cerveza.
No recuerdo si soñé ayer, pero me cansé de esperar soñar de nuevo con ella.
Termino este post escuchando "Olvídame tu" de Miguel Bosé, un suspiro escapa de mi ser enfundado en una camisa roja, no evito el extrañar y menos aún en un día tan nublado como este.
Aullidos y besos para ustedes, para mi.

2 comentarios:

Hugo dijo...

Emmanuel, cerveza y dormir tarde. Tu fin de semana estuvo bastante más divertido que el mío de armar cajas y cargar muebles.

Definitivamente Chiapas Rules!!!

Juan de Lobos dijo...

Hermanito, la verdad es esa, Chiapas Rules.
Les agradezco que estén guardando mis cosas y se haga la operación desalojo colorines.
Bien vale la pena. Y el concierto estuvo muy bueno, je je je.
Nomás te encargo que uses faja, no te vaya a dar un torzón.
Te quiero harto carnal.