miércoles, 17 de junio de 2009

Heptagésimo cuarto post del año o Los colores del pecado

El Lobo dice...
Queridas, lujuriosas, soberbias y vanidosas lectoras, golosos, iracundos y envidiosos lectores:
El día de hoy me siento contento, lleno de energías, vestido de rojo sin máscara de salinas por supuesto, que conste.
Hoy quiero compartir algunos sentimientos. los cuales en su mayoría de los casos hemos hecho uso, el ver que las cosas no te salen y que nos hacen la vida más llevadera. Son parte de la naturaleza humana, es más, no podría concebir la vida del ser humano sin alguno de estos "defectos" de la conducta, en teología se les llaman pecados, en la psicología algunas de estos se les llama pulsiones.
Sea como sea, las manifestaciones de estas conductas pueden ser de diversos matices, desde el fuero interno (pensamiento) o la acción directa.
Cuando uno es presa de estas reacciones humanas, uno tiende a pensar que esta equivocado o es un pecador condenado a las hogueras infernales. Pero hay que admitirlo pecaminosas y concupiscentes lectores, estas sensaciones son parte de la vida misma, no es que sea partidario del pecado ni mucho menos, pero sí soy consciente que el "luchar" o "dejarse llevar" por estas, nos hacen seres humanos completos. ¿de qué manera puedes saber si algo es bueno o es malo? Siento que la penitencia misma uno la experimenta en ese momento, o con la "cruda moral". Pero obviamente hay de pecados a pecados o de pulsiones a pulsiones, y dadas que dentro de un parametro estas tienen un caliz normal. Pero en un grado más elevado si llegan a ser preocupantes, digo, en mi caso me encanta andar de exhibicionista, pero no ando mostrando mi cuerpo desnudo por todas partes, (bueno, lo hice en el Zócalo una vez y lo haría de nuevo), fue liberador, pero el punto es que muchas veces los excesos son contrarios a la sanidad en general (no quise usar la palabra malo).
LAs cosas pueden ser complicadas o sencillas, pero no necesariamente buenas o malas. Lo que a mi me gusta a otra persona le puede parecer desagradable y viceversa, de la misma forma los pecados, para mi escala de pecaminosa mentalidad, existe una escala de pecados de los cuales la lujiria ocupa el lugar uno y la soberbia el siete, en cuanto ala práctica en donde el uno es el más practicado y el siete el menos, pero al hacerlo así me doy cuenta que soy soberbio al colocar a la soberbia de último.
Los demás pecados como que no me vienen, aunque a diario los practico:
La Envidia: veo a un cuate en un carro y yo mojándome con estas lluvias tropicales, no es que quiera el carro, pero de menos sí un aventón.
La Gula: cuando voy a Chiapa de Corzo, me hace falta estómago para comer cochito horneado.
La ira: Me surge cada vez que escucho las propuestas de los candidatos y políticos en general, hacen que me pregunte si en verdad soy tan pendejo y si piensan que el pueblo es tan pendejo como para estar soportando sus demagógicas proclamas GRRRRR ya me encabroné.
La pereza: que hueva poner algo al respecto.
La vanidad: Este es un espacio para mi vanidad, Yo Yo Yo. je je je.

Concluyendo:
Para la Lujuria y la Soberbia, me propongo a armar un post aparte.

Aullidos para ustedes.

P.S. Felicidades mi General, estoy muy orgulloso de ti y sé que lograrás un excelente desempeño. Te amo Papá.

4 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

No comprendo de culpas ni de pecados. A veces raya uno en lo excesivo de alguna conducta y eso me aliviane un poco. Pienso que esa definición de esas conductas "pecaminosas" sean otro motivo más para controlar al hombre...

Exenio dijo...

A veces no es cosa de pecados y pecadores, de hacedores o quejumbrosos... a veces la cosa es iniciar, hechar a andar pues; si de ahí uno va autodescubriendo que esto o lo otro no eran tan malos, bueno, pues esa ya es otra historia.

P.S.- Abrazos pecaminosos pa'usté.

Alletta dijo...

Yo sin duda alguna soy la pereza encarnada :P

Abrazo y beso ^^

ShAdOw dijo...

Nunca me habia puesto a pensar sobre los pecados capitales, mucho menos ver si los cometo o no a diario... que pensandolo bien o mejor dicho leyendolo bien, jajaja de alguna manera los cometo todos, por tu culpa tendré remordimientos jajaja (es broma).
Me gustó, ya veré de que forma los enumero conforme los analizo y hago conciencia de ellos...


pd.- has visto que sirvió la experiencia ;o)

Besos...