miércoles, 8 de julio de 2009

Octagésimo segundo post del año o De vez en cuando es necesario permitirse un leve "homesick"

El Lobo dice...
Queridas y extrañables lectoras, amables y extrañables lectores:
Les escribo en el marco de un día nublado, llueve leve pero tupido, un poco como mi estado de ánimo.
Hay una palabra en la lengua de Shakespeare (sinécdoque incluída), la cual me encanta, tanto por el significado y porque en español hay demasiadas palabras para esa sensación, pero ninguna que describa este dolor casi físico. Homesick, Homesickness; literalmente "malestar por el hogar", es algo así como nostalgia, extrañar o echar de menos. Es curioso pero el homesick es más parecido a la saudade brasileña.
Pues así esta mi estado de ánimo, de nostalgia, de saudade, de homesick.
Y es precisamente eso, el extrañar el hogar, el entorno familiar; y no me refiero solamente a los parientes, hijos, padres y hermanos, me refiero a lo que nos resulta habitual y conocido; desde los árboles de la calle, al vendedor de tamales o los ruidos y aromas que nos rodean.
Ayer extrañé mucho, muchísimo a mi Lobito, extrañé la poca (pero segura) paga castrense, odié por momentos el saber tantas cosas, el estar preparado para hacer diversas funciones sin que hasta el momento parezca que ha valido la pena.
Hoy necesito de un (y seguramente ya elaborado) caldito de res con tuétanos preparado por la Chelito. Deseo abrazar y apapachar a mi Lobito, pero también desearía el poder decirle que no se preocupe, porque pronto va a tener una casa o un departamento par que viva con su mamá, que ya tengo los boletos que me pidió de cumpleaños, que podré regalarle un xbox en navidad, pero no puedo, todavía no.
Y sé que son estupideces materiales, que son cosas, que el hogar esta en uno, en ese disfrute de la soledad y del individualismo. Pero, ¿por qué me siento como si ese hogar se encontrara apagado?
Hoy me levanté como todos los días con el pie derecho, me puse una camisa roja, jeans y zapatitos color de café. Quise dejar en la cama la grima que me embargó ayer; a pesar de la Luna llena y el poder cenar un club sandwich en el café "La Esphera", a pesar de las dulces y tiernas palabras de mi hermosa Ojoslindos (a quien adoro y quiero desde aqui y desearía tener conmigo). Sin embargo, amaneció nublado, aunque sé, que detrás de esas nubes y esa lluvia brillan un hermoso sol, una hermosa Luna Llena.

Ya estaré mejor, lo sé.

Aullidos para ustedes y para todos aquellos quienes extrañan algo, a alguien, a si mismos.

P.S. Las condiciones van mejorando, "... Y todo va bien aunque no te lo creas"

7 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Sucede que por momentos, uno olvida que es humano. Pero el arrojo y la determinación nos harán avanzar a donde necesitamos llegar. Aguante mi lobo! La verdad está muy cerca!

ShAdOw dijo...

Uff... me conmueves, te envio un fuerte abrazo de oso, esperando te conforte,el caldito te lo hago cuando vengas a Xalapa, es una promesa, no me saldrá como tu mami, pero también tengo buen sazón jiji...
Ánimo!!!

Zully Ellyane dijo...

Te entiendo perfecto.. a veces uno quisiera estar en esa zona de confort donde sients la seguridad de que todo va bien.. Pero como dices... a veces es necesario salir para poder obtener esas cosas materiales...

Las cosas claro que van a mejorar y cuando sientas que las fuerzas menguan.. recuerda los ojos bonitos y el lobito que te esperan...

_=) Un abrazo!

Alletta dijo...

y hay veces en las que quisieras salirte de la zona de confort y no te animas, no se puede y te cabrea peor...

la saudade está en el ambiente, abrazo y beso

El monstruo dijo...

Carnalito, yo creo que hasta si estuvieras en la casa extrañarías el caldito de res de la Chelo, ya sabes que eso de la cocinada no se le da muy seguido.

Tienes tu hogar aquí, lo que puedas crear lejos de casa también lo será.

Te extraño mucho.

Kix dijo...

Lobote... no sabes cómo te admiro. Yo no podría ni remotamente separarme de Kix versión mini ni por un par de semanas...

Sé que todo esto lo haces por su bien, aunque de entrada parezca paradójico.

Un abrazote.

Coro dijo...

Lobo, querido:

Te mando un abrazo desde acá...
Se me entojó un caldito de res :)

Besos.