domingo, 1 de noviembre de 2009

Centésimo noveno post del año o Halloween

El Lobo dice...
Queridas brujas lectoras, queridos trolls lectores:
Hoy es noche de brujas, víspera de todos los santos. La Gran Calabaza, vuela sobre las cosechas recientemente levantadas, las fuerzas del mal salen y nos visitan nuestros fieles difuntos, calaveras de azucar bailan y ríen mientras comen mole o tacos de suadero con longaniza y fuman unos delicados o le roban dos o tres fumadas a un baronett.
Hoy compartí mi tarde con muertos en vida, que no es lo mismo que zombies, platiqué y me deprimí de fea forma. Llevé a mi Lobito a pedir su "calaverita" en la colonía donde solían vivir mis abuelos, hoy mi abuela yace bajo tierra y mi abuelo se ausenta cada día presa del alzheimer.
Parte de mi niñez se derrumbó en esas paredes, ahora llenas de humedad y pintadas con un horrible color verde microbus.
Escuché historias de un año de ausencia, de un año sin pisar ese lugar y un año de noticias tristes y buenas. De encontrar durante esa tarde una ternura mal entendida, historias de doble o triple filo.
Estoy tristemente contento, el ambiente depresivo que nos encierra poco a poco, la ausencia de niños pidiendo dulces, la falta de ganas de jugar a disfrazarse, ni una sola invitación a festejar a los muertos bailando como supuestos vivos.
Somos cadáveres ambulantes, me río de los planes futuros de cualquiera de nosotros, de los míos principalmente, pues sé que si estiro un poco más la visión del futuro, me encontraré hecho polvo en una cajita o pudriéndome en una caja (eso sí, más grande) Vivo para morir, eso es una realidad ¿cuándo empezamos a morir para vivir? Yo tuve varias experiencias así, morí de hijo de familia, morí de soldado, morí de esposo, morí de amante y estoy a dos tortillas de harina de morir de Escritor. Altibajos, dinero en mi bolsa y mucha tristeza, aburrimiento, algunos sueños gratísimos con una mujer imposible. Y a pesar de eso, de saberme querido ya estoy cansado.
Me apago, i vida se esfuma, como estas palabras.

Aullidos de noche de brujas para ustedes.
P.S. ¿No me dan mi calaverita?

2 comentarios:

Carlanoche dijo...

mmmm mi Lobito pues yo si baile ayer y la pase super, pense en invitarte pero al mismo tiempo que me llegó esa idea se fue pensando que necesitabas tiempo contigo y tus fantasmas para liberarte de tus "muertos vivos", ahora veo que tal vez no era mala idea, en fin, sabes que aquí estoy ¿vale?
Te doy tu calaverita? aaaaaaauuuuuuuu

AndreaLP dijo...

Mis días también transcurrieron entre muertos vivientes y anécdotas de los que ya no están. Al final, volví a casa con la seguridad de que tengo lo que merezco y soy feliz.

Un beso de luna llenísima y enorme.