sábado, 26 de diciembre de 2009

Centésimo décimo segundo post del año o búsqueda de instantáneas

El Lobo dice...
Queridas lectoras, amables lectores:
Este Lobo está contento, tranquilo y dispuesto a hacer de mi vida algo más que bohemia y recuerdos.
Ya estoy preparando otra manera de escribir estos blogs, concentrar un poco más la atención y no dejar pasar más tiempo.
Las cosas van muy bien, aunque ando adolorido de la espalda; tal vez al sacar el pavo del horno o en completa empatía con mi querida Phabala.
Realmente este blog no tiene mayores pretensiones, al contrario, creo que ha cumplido y bien con lo que es, un sitio para desahogar, comentar y escribir, nada más. Se han dado polémicas, he recibido insultos y mis lectores también, pero es buena señal, al menos me sé leído. Las cosas así son, como son, como creemos que pueden ser y coo nosotros mismos las vamos inventando al pasar, seguimos siendo un cúmulo de seres extraños, nos odiamos y amamos al mismo tiempo.
Cuando las cosas so observadas sin esa intención, descubrimos más de lo que imaginamos en un principio, dejando a un lado los prejuicios y lo aprendido, podemos observar de manera real lo que sucede en nuestro interior y por consecuencia a nuestro alrededor. Imaginemos por un momento que tenemos ante nosotros una serie de fotos instantáneas, de esas que tenían un marquito blanco y que con el tiempo se difuminaban hasta desaparecer. ¿qué veíamos en ellas? ¿qué era lo que nos sorprendía?
En mi caso lo inmediato de la foto, 5 minutos y tenías una foto de mediaa calidad en tus manos, ya sea montado en un caballito de chapultepec o en el atrio de la basílica, en una fiesta o en el centro de la ciudad. se captaba el momento y la pose de la alegría justa o disimulada.
Asi me siento ahora, como esa foto que va perdiendo ese color, esa nitidez, pero que guarda en su interior un momento irrepetible y único, el cual no importa que se deje de ver, porque de todas maneras ahí permanecerá en la memoria de quien escribe.
Aullidos y mis mejores (y más pornográficos) deseos para este 2010*.

P.S. ¡Viva el wii!


* Aplican restricciones.

3 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Dificil reto dejar de lado la ingenidad sin perder elcandor que nos queda. Un abrazo

ShAdOw dijo...

Yo tengo de esas fotos aún... y creéme siguen tan nítidas como al principio... Solo hay que darles un cuidado especial... No te desvanezcas, eso dejálo para las sombras cuando la luz las extingue poco a poco.

Besos Muchos. FELIZ 2010!!!

Jo desde la Barandilla dijo...

siempre he pensado que las fotografias son como una especie de fectiche para guardar como el recuerdo de ese instante que quedó congelado y que el tiempo tirano no puede borrar a menos que las ajemos con las manos o nuestros dedos.


y cambiando abruptamente el tema
me dan curiosidad esos aullidos pornográficos¡
jajaja


un beso lobo¡