martes, 24 de abril de 2007

¿Qué haré este martes?

Hoy me permití el levantarme un poco más tarde de lo habitual, de hecho me dormí a penas hace unas cuantas horas. En mi cabeza el cansancio del insomnio va haciendo mella, estoy regresando a mi vida adolescente con dos notorias desventajas:
1.- ya no soy un adolescente.
2.- tengo las mortificaciones de un adulto.
Es extraño que después de 10 años más o menos aprovechados, no haya logrado demasiadas cosas, demasiados logros. Tal vez por eso ha regresado el insomnio, antes se alojaba en mi cabeza por la incertidumbre del futuro, ahora lo hace por la incertidumbre de mi presente.

Post Scriptum
Desde hace algunos días decidí iniciar un Diario o Bitácora para mi Hijo, hoy la comparto con ustedes, esto es para que el día de mañana sepa que todo el tiempo pienso en él, que sepa que cada día que paso alejado de él me deja un vacío en el corazón. Que pueda tener otra visión mia y de su infancia, ¿quién sabe? tal vez algún día comprenda y me lo pueda explicar.

Mi Lobezno:
Ya estoy contando las horas para pasar por ti e irnos a comer, me pediste hoy en la mañana que te llevara a comer tu comida favorita; por supuesto que comeremos y te llevaré temprano (muy a pesar mio) con tu Mamá, para que puedas ir a tu entrenamiento. Estoy encantado con tu espiritu y tus ganas de jugar foot ball americano (aunque sea en un equipo del Poli, je je je ), después me daré una vuelta al taller de Creación Literaria, y les daré tus saludos a Benja y a los demás, sabes que es lo que más me puede gustar en este mundo (además de estar contigo) cada día aprendo más de ti.
Te amo Hijo.

3 comentarios:

Paola dijo...

Muchas veces y me incluyo, no sabemos como expresar lo que sentimos, lo que vemos, lo que vivimos, Tu en cambio, tienes ese don que te hace ver la vida y las cosas con sus muchos matices. Tu Hijo, a quien le escribes, mañana que lea tu espacio será un niño muy orgulloso y créeme que te amará mucho más. No dejes de escribir y darnos un lugar para compartir nuestros y tus sueños. Suerte!!!

Hugo dijo...

Qué bonito es lo bonito. Nada más puro que el amor por nuestros hijos. Tú has sabido ser su amigo, comprenderlo. Sentimientos tan claros por supuesto que se transmiten. Tu cachorro de humano cada día encontrará una razón más por sentirse orgulloso de ti y de si mismo.

Juan de Lobos dijo...

Gracias Paola, gracias Huguito, me siento feliz de contar con personas como ustedes a mi lado, pero me siento aun más feliz de poder presumir que además los quiero. Gracias de nuevo obviamente "las de cocodrilo" no se dejaron esperar.