martes, 1 de abril de 2008

Martes de... reflexión.

De nuevo es martes, empiezo a contar mi vida, ya no en días, si no por entradas o "posts" y hoy quiero utilizar mi espacio (y de ustedes también), para hacer una pequeña reflexión.
¿por qué criticamos y qué criticamos de las personas?
Obviamente dejaré la pregunta abierta a todos ustedes amables lectores para que me dejen sus comentarios, pero por supuesto yo tengo una respuesta, mejor dicho, un intento de respuesta y viene de ahí.
En primerísimo lugar, criticamos lo que no conocemos, por el simple hecho de que le tememos. Así es, tememos lo que no entendemos, adoptando como medida de defensa rechazarlo antes que conocerlo (comida hindú incluída), tratamos de mantenernos en nuestros "circulos de seguridad" familia, amigos, congéneres. De esa forma nos protegemos los unos a otros y hacemos más difícil el ingreso de algún nuevo miembro.
En segundo lugar, criticamos lo que no nos parece bien de nosotros mismos, piensen por un segundo y descubriran que cuando emitimos juicios a diestra y siniestra, nos vamos criticando a nosotros mismos. Újule Julita y esto se pone mejor.
Cada quien refleja en su crítica las propias carencias, así es, a contrario sensu, del párrafo anterioro (¡qué horror, escribí como Abogado!), aquello que deseamos para nosostros lo criticamos y destrozamos en otros, que si menganita esta muy flaca, que si ese pendejo tiene mucho dinero, que si yo tuviera ese talento, no lo estaría desperdiciando en pendejadas. En fin, ejemplos existen miles, nosotros mismos somos máquinas de crítica y juicios arbitrarios, somos seres intolerantes, egoístas y ridículos; pero en cuanto nos aceptemos como somos, de intolerantes, egoístas y ridículos, esa carga se va a volver más liviana, dejaremos de juzgar y aceptaremos lo maravillosa que es la diversidad humana, desde su pensamiento hasta su color de piel, condición social, preferencia sexual, copete cubriéndole la frente, etc.
Les dejo este trompo, y espero que se lo echen a la uña.
No quiero seguir el sermón de hoy hermanos, sin aportar algo. "-Quien esté libre de pecado, que arroje la primera piedra... ¡TU NO MAMÁ!" dicen de Jesús ante la lapidación de María Magdalena.
Espero sonrían y critiquen su sonrisa, veran que no es tan fácil.
Besos y Aullidos de Martes.
P.S. Hoy aprendí a ser tolerante.

7 comentarios:

FENIX dijo...

Sin que suene a dar el avión, coincido contigo en todas tus apreciaciónes. Si sonreí al leer lo de la lapidación, mi critica ?
una sonrisa sincera salida delcorazón.

un abrazo. sin crítica alguna por su puesto.

mafalda dijo...

......


Auchhhhhh... yo tan criticona que soy jejeje.... nop, la mera verdad no soy tanto, pero si lo soy.

A mi me llama la atención lo auténtico, ya sea una auténtica(o) facilota(e), una auténtica(o) loca(o), una auténtica(o) seria(o), tímida(o), grosera(o); si encuentro algo fuera de lo común pero auténtico, allí voy a mirar, y si hay química, de inmediato forma parte de mi grupo o de mi círculo de amigos. Me he dado trancazos y decepciones, pero bueno, no me cierro.

Tu verás a mi grupo de amigas, una habla de política y cine de arte, se sabe nombres de políticos, de cineastas, la historia de los mismos, es activista política, va a los plantones; de cine ya te imaginarás, títulos, años, directores, productores ufffff, a ella la llamamos la disidente jeje, es una mujer muy interesante.

Otra lee en cantidades altas, mente fotográfica, no le gusta la música en Inglés, mucho menos mi loco rock alternativo, pero compartimos libros y discos de trova, que de eso tiene una habitación llena (de discos y libros).

Otra es callada pero analítica, es fanática de la fotografía, un cuarto lleno de libros antiguos, su abuelo fue amigo íntimo de Pablo Higgins, ayudante de Diego Rivera y que formo parte de su Taller Gráfico, un grupo rojillo conformado por Higgins, Méndez (que también fue ayudante de Siqueiros) Mariana Yampolsky etc. Higgins pintaba principalmente Litografía.

Higgins se convirtió en un miembros más de la familia de mi amigocha; tu llegas a su sencilla casa y miras cuadros colgados en la pared, sin un sentido específico con lo que respecta a la colocación, pero lo que te jala a acercarte y mirar es el mensaje de las ropas y las miradas que salen de la imágenes; los cuadros son de todos ellos, Higgins, Méndez Yampolsky.

Otra más, encantadora, simpática, que se ríe de si misma con franqueza, espontánea, loca.

Otra que es seria, inteligente, una de las mejores Neurólogas de este México, tímida, miedosa, insegura, pero eso siiii... ¡AUTÉNTICAS!. Nada de poses eso que ni que.

Yo no me alejo si veo algo “raro”, o aparentemente “malo”. He aprendido más de esas personalidades que de mi misma.

¡Chale! Que rollo verdad??? Y eso que no te hable de todas jejejejeje capaz me amanezco jajajaja.

Mmmmmm ¿porque salió el comentario? ¿Ah! si por lo de la crítica, y lo que refleja indirectamente de la persona que la realiza. Bueno te diré que este amasijo de seres humanos que conformamos este grupito, nos criticamos entre nosotras mismas, intentamos de esta manera corregir nuestras propias deficiencias, de ayudarnos, yo critico de la Neuróloga que sea insegura en extremo, casi quiere pasar desapercibida, y se lo digo, y de esa manera la inseguridad mía (porque yo también cargo con algo de la misma aunque en menos dosis que ella)sale a propinarme un trancazo. Entre este grupo florido es así, decirse y retroalimentarse.

A mi me gustaría ser flaca, alta, rubia, inteligente, pintora, escritora, doctora, paciente, tolerante al 100%, positiva al 100%, cautivadora, excelente en todas mis actividades, y por el solo hecho de pertenecer a este espacio, me gustaría ser INDISPENSABLE.

Jajajajaja.. de todo eso que menciono solo soy Doctora, pero estoy rodeada de todo lo demás que me hace falta, no lo rechazo, al contrario me nutro de eso cada día.

Perdón por el rollo jejeje, me sirvió también a mi para analizarme un poquito.

Besos Lobito... y al peque también.

Mafalda

silvana y la luna llena dijo...

se que critique, a lo mejor por una carencia.... cierto pense encontrar a alguien que perdi hace mucho... pero convencida estoy de que ni el ni yo somos las mismas personas que eramos.
Es muy facil juzgar..verdad??? pero aclaro sigo siendo critica fiel de lo que escribes... me lo permites o ya no???
6 besos gracias me sirvio mucho esto, me pusiste a pensar guauuu¡¡¡ jajajaja y sobre todo ruego a dios rescatar quien era...

Kix dijo...

Ja... ¿sabes qué es lo que se evidencia? Inseguridad.

Y ni modo, bien dicen por ahí que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.

Cuatroletras dijo...

El principio de la toleancia es aprender a perdonarte y aceptarte.
Cuando inicias contigo, el resto es fácil.

Yo acepto lo que sea, hasta gente de "pose" como siempre escarvo, para ver que encuentro, hay sorpresas.

En la intimidad de la amistad, el sexo, y todo lo que sea piel a piel, TOOOODO ES QUIMICA.

Saludos

letransfusion dijo...

“De todos los conglomerados detesto particularmente el de los pintores. En parte, naturalmente, porque es el que más conozco y ya se sabe que uno puede detestar con mayor razón lo que se conoce a fondo. Pero tengo otra razón: los críticos. Es una plaga que nunca pude entender. Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico ni ha entablillado la pata de un gato, viniera a explicarme los errores de mi operación, ¿qué se pensaría?. Lo mismo pasa con la pintura. Lo singular es que la gente no advierte que es lo mismo y aunque se ría de las pretensiones del crítico de cirugía, escucha con un increíble respeto a esos charlatanes. Se podría escuchar con cierto respeto los juicios de un crítico que alguna vez haya pintado, aunque más no fuera que telas mediocres. Pero aun en ese caso sería absurdo, pues ¿cómo puede encontrarse razonable que un pintor mediocre dé consejos a uno bueno?”

Fragmento de "El túnel" de Ernesto Sábato

Y en general comparto este punto de vista con respecto de los críticos, en especial los de arte. Ahora bien, en este post se ha enfocado la atención un poco más al "Crítico" que tod@s llevamos dentro, ese que nos hace ver en otros nuestros defectos y también nuestras virtudes, pero incapaces de reconocer tanto lo uno como lo otro: andamos por la vida criticando.

Me quedo con algunas palabras de Mafalda (la de aquí) «...estoy rodeada de todo lo demás que me hace falta, no lo rechazo, al contrario me nutro de eso cada día.»

Saludos letransfusionados y alucinados. ;)

Edgar dijo...

Coincido con su primer punto criticamos lo que tememos...

Con el segundo no tanto, de hecho hasta en los opiniones hay puntos susceptibles de poder ser juzgados y quizña por ende criticados

Si criticar es señalar que la actitud de un asesino es incorrecta, lo señalaría

Es mi humilde punto de vista susceptible de ser juzgado o cuestionado