jueves, 20 de noviembre de 2008

Hoy también me vestí de rojo.

El Lobo dice...
Queridas lectoras, amables lectores, les doy un abrazo de despedida, de esos que duran más que los de bienvenida, porque simplemente no sabes cuándo volverás a abrazar a esa persona, así los abrazo hoy jueves, porque quiero abrazarlos más de lo acostumbrado, sospechosamente más tiempo de lo que la urbanidad te permite, simplemente por el deseo de hacerlo.
Hoy jueves ando vestido con una camisa zoque de algodón, roja por completo y con grecas blancas, jeans y como en la tarde refrescó, me compré una sudadera optima, de algodón, adivinaron el color. Roja también.
Dicen que halago en boca propia es oprobio, pero en verdad me veo muy guapo con ropa de este color, además me hace sentir muy contento, alegre, sensual, felíz. Sé que a mis lectores les parecerá extraño, a mis lectoras a quienes he tenido el placer de conocer en persona, no podrán más que darme la razón, el rojo me sienta bien, tanto que lo sé.

Respuesta al Meme de mi Mestra Coro:
Diré siete aspectos extravagantes de mi personalidad, quienes deseen compartir los propios adelante, no hay compromiso:
1.- No soporto tomar nada en vasos de plástico.
2.- No me gustan las mujeres demasiado delgadas, las prefiero llenitas MMMMMMMM.
3.- Me enoja cuando quieren meterte gol en la cuenta, a pesar de haber sido tan amables y comedidos, después de ese engaño o equívoco, jamás dejo propina en ese lugar.
4.- Desde hace muchos años, no me desnudo completamente frente a ninguna mujer (me dejo los calcetines, un anillo, un colguije).
5.- No me gusta recibir sexo oral, pero me encanta fantasear con ello.
6.- Me encanta hacer el cunilíngus y practiqué durante años con los empaques de yogur.
7.- Me encanta vestirme con camisas, playeras, pullovers y sudaderas rojas.

Pues creo que es todo por el momento.

Pero ya no hablemos de cosas coloradas, ni carmesís, ni bermellonas, ni bermejas, ni granates, tantas palabras para un matíz ligeramente distinto de un solo color.
Hablemos de la capacidad de asombro, de la sensualidad encarnada en piel y roces y besos, hablemos de literatura, hablemos de sueños, de pesadillas, de autores serbios que llegan a México ignorando el cariño de sus lectores del otro lado del Atlántico, hablemos de memes, de premios, de sonrisas, de sexo y del luto por Anabel Ochoa, de lo que les preocupa, de lo que disfrutan, de lo que son.
Estoy sobreexcitado, contento, contentísimo. Creo que se me está pegando algo de mi Maestra Coro.
Besos y aullidos para ustedes.

6 comentarios:

Beatrix dijo...

Como? me sorprendes con el punto 5! supongo que eres el unico que conozco que no le gusta?

Saludos y me alegra saberte de caperuzo!

besos,

Angélica Meza dijo...

Hola, opino lo mismo. Eres el primer hombre que dice abiertamente que no le gusta, sabra por qué, jajajaja Diria algun otro comentario pero me lo reservo para cuando te lo pueda decir en persona o de perdis en msn, jajaja

Mis 7 cosas extravagantes

1. Me encanta andar descalza y si se puede desnuda, muy a menudo lo hago en mi casa.

2. Detesto a un hombre que huele feo, el sudor sólo esta permitido si sudo conmigo jajaja

3. Soy impaciente

4. Lloro con mucha facilidad y eso, no me gusta

5. No me gusta la crema ni el aguacate, jamás tomo leche sola y menos fría o con nata porque vomito.

6. Soy alergica a los chocolates, los perfumes concentrados del detergente, la comida muy condimentada y las aves

7. Lo que mas feliz me haces es: mi hija y el sexo (obvio) jajaja, desayunar hot cakes e ir al cine a la primera función a ver una pelicula con muchos dialogos y profunda.

Besos

Coro dijo...

Qué divertidas peculiaridades, Lobo (y qué sincerote).

Jajaja, lo que no entiendo es qué es lo que te estoy pegando...

Bss

Anónimo dijo...

Es vdd, el rojo te sienta bien, y es bueno conocer algo más de ti, muy muy bueno

besos Leona.

Hugo dijo...

Chicas, también hay Castillos en tonos azules y en verde. Elijan al Castillo de su conveniencia.

Hugo dijo...

Ya que así lo propones acá pongo mis 7 detallitos aunque tus cultos lectores no le encuentren el chiste ya que soy un desconocido para ellos:

1.- Cuando pierdo el sueño por la noche, me imagino que estoy adentro del cuerpo de otra persona, animal o cosa. Me imagino cómo sería la vida a través de los ojos de una rana que vive plácida en un estanque, a través de un árbol a la orilla de la carretera, cómo vería las cosas desde la perspectiva de Green lantern o imaginarme que soy Spider man y que cada que me columpio siento un divertido vértigo estomacal.

2.- Siempre he sido muy miedoso. Muchos de mis principales miedos los he podido superar. Superé el miedo a las alturas, el miedo a manejar, superé el miedo a los abusivos que me querían pegar en la primaria, pero nada en este mundo me ha logrado quitar el miedo a las ratas.

3.- No creo que el amor sea ciego, considero que el amor también entra por los ojos, y pese a mi gran afición por las bubbies y lindos traseros, en lo primero que me fijo es en los ojos. Si los ojos no me gustan, pierdo interés en todo lo demás.

4.- Fui un niño muy flaco y muy enano. Generalmente era el primero o el segundo cuando me formaban por estatura. Odiaba ser así. Toda la vida quise ser El Guapo Ben o Hulk. Eran grandes, con gran carácter y sumamente fuertes. La vida me ha hecho justicia y actualmente tengo mucho de ellos.

5.- Durante la secundaria fui un gran ñoñazo; sumamente flaco, alto, con cabello chino y lentes de pasta. Era jefe de grupo, mes con mes aparecía en el cuadro de honor, fui tesorero de la sociedad de alumnos, declamaba en las ceremonias de los lunes y tocaba la melódica en el coro estudiantil de la escuela secundaria federal Adolfo López Mateos.


6.- Rezo mucho, mis propias plegarias aunadas al Angelito de mi guarda y el Padre Nuestro, me persigno en todas las Iglesias que me topo, al pasar una ambulancia o pasar por un panteón (creo que aún conservo algo de ñoño).

7.- El mejor piropo que he recibido fue hecho por un amigo gay que me dijo: -Si yo fuera hombre, me gustaría ser tú-. El segundo fue por parte de una amiga que no tenía la más mínima intención de piropearme. Ella me vio salir del baño con una revista y me dijo: -¿Te llevaste esa revista al baño? Eres la persona más buga que conozco-.