martes, 16 de diciembre de 2008

Adivinen qué sucedió ayer

El Lobo dice...
Aqui seguimos queridas lectoras, amables lectores. Hoy ya saben que día es, así que no lanzaré tantos piropos referentes al martes, ni les diré que estoy vestido con una playera gris de algodón y unos jeans y zapatitos negros y brillantes de tan bien boleados.
Tampoco les diré lo orgulloso que estoy de mi cuerpo de treintañero contento y sin panza chelera, de pecho y espaldas anchas, de mi calvicie provocada.
Tampoco les diré, ni me quejaré de la falta de pareja, pero les platicaré sobre dos cosas que sucedieron ayer.
1. Antes de dormir:
Cansado, muy cansado, pero no podía conciliar el sueño, ya me había cansado de leer, apagué la luz, un mosquito me picó en las manos y en el brazo, di vueltas y más vueltas en mi cama, cambié mi almohada blandita por la almohada dura y viceversa, me acomodé, me estiré, me encogí y nada. No podía dormir, escuché que llegaron mis vecinos del piso de arriba, oí la puerta cerrarse, los tacones de ella, la tos de él. Caminaron, cada uno entró al baño por separado, más tosidos, un estornudo, el aire acondicionado que se encendió y no hacía tanto calor. Seguía rodando en la cama, imaginando y recordando. Mi vecina es muy guapa y tiene un magnífico derrière.
Minutos después comencé a escuchar un rítmico golpeteo en la pared, un rechinido acompasado y constante. Toc toc toctoctoctoc, silencio. Toc toc toc toc toctoctoctoctoc silencio nuevamente. Apagué el ventilador y coloqué mis manos detrás de las orejas para hacer un cono y escuchar mejor, me acosté boca arriba, detecté más rechinidos del colchón del piso de arriba, el sonido monótono del aire acondicionado y unos cuantos gemidos femeninos, eso bastó para encender la imaginación de este Lobo; me separé de mi cuerpo y subí atravesando mi techo, me coloqué al lado de ellos, pero no duró más de cinco minutos, bajé decepcionado, sé que mi vecina también.
Me convertí en una especie de espía del sonido, mi mente viajó del recuerdo de la película "Delicatessen" de Jeunet y Caro a mi propia inconciencia de los sonidos que uno hace al rasgar el silencio en medio del acto, traté de escuchar más, sólo tosidos y alguién (ella) que entró al baño. Seguía sin poder dormir y con una erección debajo de mi cobijita roja.
Poco a poco el sueño me venció.
2. Mi sueño:
No fue precisamente erótico, más bien extraño como todos mis sueños, lleno de color y formas. Soñé que un huevo de pavoreal eclosionaba en mis manos y que el animal pensaba que yo era su mamá, así que me seguía por todos lados y volaba y se posaba en mi brazo. Sé que los pavoreales no vuelan, además ni siquiera son de mis animales favoritos.
¿alguién me puede decir qué significa soñar con pavoreales?
Pues mientras espero la respuesta, los dejo en este martes dichoso, bucearé un rato en google.
Aullidos oníricos pavorealistas para ustedes.
P.S. Hoy sí hay Post Scriptum.

8 comentarios:

Kix dijo...

Ay mi Lobote, cómprate de volada una peli XXX para estos casos de urgencia!!

ShAdOw dijo...

Pediste el significado... algo extenso espero algo te pueda servir.

Psicoanálisis Significado de soñar con Pavo Real, sueño con Pavo Real, sueños de Pavo Real
Le decepcionará la idea del honor que tiene su pareja. Tenga cuidado con las falsas apariencias. -

En el sueño representa una mujer extranjera, muy hermosa, pero de suerte infausta. Su color es la belleza de esa mujer, sus plumas son su dinero, su sacrificio es su muerte y una herencia que dejará. - El macho es un gran jerarca foráneo. Tener un pavo real es signo de orgullo y presunción. -
Verlo predice mentiras y calumnias, mal agüero, desgracia, estrechez. También indica alhajas, corona, novios e hijos de gran belleza. -

Comer su carne: muerte de la esposa y una herencia. Obtener sus plumas: dinero que se recibirá sin trabajo. El polluelo del pavo real: nacimiento de un hijo. -

La cola del pavo real es un símbolo de la totalidad, pues en ella se reúnen todos los colores, y su forma de rueda cuando se halla totalmente extendida la convierte además en un símbolo solar. Pero también por su "pavoneo" esta ave es un símbolo de la vanidad y de la fragilidad de las apariencias, que desaparecen con la misma rapidez que el pavo real cierra su cola. -

En los sueños, la interpretación más frecuente del pavo real es esta última, la de vanidad y orgullo; pero en personas psíquicamente muy evolucionadas es la indicación de que se ha llegado a un grado de madurez espiritual en la que es preciso dar una dirección definitiva a la vida espiritual. -

Algunas personas de su ambiente hacen gala de vanidad en su comportamiento social, a fin de justificar sus pretensiones o sus conocimientos en detrimento de los demás. Esto provocará consecuencias conflictivas con sus relaciones y sus amistades. Debe temer desconfianza y falsa cortesía. -

Juan de Lobos dijo...

Mi querida Kix:
¡Qué milagro!
Lamentablemente ni a dvd llego.
he estado pensando en intercambiar mensajes XXX de texto via celular, pero nadie se anima.

Shadow:
Gracias por tomarte el tiempo en investigar el significado, me quedo con lo de las joyas y el hijo hermoso, pues así es mi Lobito.
Gracias y besos a ambas.

Exenio dijo...

Ya ves, no es lo mismo "sin" que "con" "P.S."

Juan de Lobos dijo...

Exenio "sin""con"tar en que le da caché al asunto.
Saludos Hermano.

Beatrix dijo...

Como no! Yo le entro a los mensaje y vamos a ver de que cuero...salen mas correas!

besos,

Coro dijo...

¡Ay!, te dejé el coment en el post anterior y debería estar aquí...

Abrazos.

Hugo dijo...

JAJAJAJAJAJAJA muy divertido este blog, no creo que tu vecina comparta mi alegría pero dispuesto estoy a compensarla. El problema con el significado de los sueños es que no es exacto pero probablemente soñar con pavos signifique que se acerca navidad y como tu rol siempre es el de romperle la madre a punta de cuchillo eléctrico al pavito, pues quizás estés acumulando un complejo de culpa por ser el verdugo asignado por propia convicción. No sé carnal, quizás este año te convenga más desarrollar otra actividad como preparar el ponche o hacer un Santa de fieltro que sirva de tapa para el escusado (de esos que se tapan los ojitos pá no verte el pizarrín). Te quiero mucho, te esperamos para masacrar el pavo o hacer algo que no te cause tanta agonía nocturna.