lunes, 26 de enero de 2009

Décimo segundo post del año o Sueños de insomnio

El Lobo dice...
Queridas y bellas lectoras, amables y apuestos lectores.
Después de disfrutar una tarde de domingo bastante palomera, gracias a la amable invitación de mi amiga Dianita Cometa, pues juntos acudimos al cine para ver "El curioso caso de Benjamin Button" la cual me pareció una buena película, llena de múltiples significados y con más de dos horas y media de duración, las cuales pasan de manera imperceptible.
Un buen relato, buenas actuaciones y un gran elenco, pero en verdad la historia o historias son laa que merecen todas las palmas.
Sé que muchas opiniones pueden ser arrojadas, pero en mi mente febril y egoísta la mia es la que cuenta, je je.
Después de la peli, fuimos al "Café de la Mary", pues la novena en honor al fallecimiento de la Mamá de Mary llegaba a su fin y nos invitó a degustar tamales de chipilín y pan de manteca con café. La alegría sobre la muerte, un digno homenaje a la memoria de alguien alegre.
El sábado después de la visita al Parque de Convivencia Infantil, por parte del Movimiento Ciudadano por la Voluntad de la Cultura A.C., al cual pertenezco, compré "Gente del mundo" del Maestrazo Alberto Chimal, mismo que devoré y disfruté acompañado de una jícara de pozol blanco en el mercado 5 de mayo, también compre, otra vez, "El llanto de los niños muertos" de Bernardo Fernández BEF, libro que he adquirido en tres ocasiones ya. Las razones han sido diversas, la primera vez que lo compré todavía tenía esposa, casa y trabajo fijo. no lo había terminado de leer y siguió por otros rumbos, jamás supe en dónde quedó. Llegando a Chiapas, como un impulso lo busqué en la librería EDUCAL del Centro Cultural de Chiapas Jaime Sabines, lo comencé a releer y a disfrutar, pero... se volvió a extraviar, esta vez se fue de parranda con dos ejemplares de "El segundo aullido", una revista obsequio de Lorena y mi libreta de notas con un Lobo en la portada. Así que no pude leerlo, regalé al universo una revista y dos ejemplares de mi libro, espero que el afortunado quien haya encontrado mi carpeta (ahora suya por supuesto) disfrute los relatos de BEF, en especial el que da título al libro, el cual es un estremecedor relato de licantropía, me encantó.
Finalmente pude leer completo "El llanto de los niños muertos", como lo he dicho, un excelente libro de cuentos, narraciones extraordinarias y ahora lo entiendo, una necesaria y auténtica influencia en mi trabajo.
Respeto y admiro la labor del Maestro Bernardo Fernández, ojalá algún día pueda platicar con él en persona y personalmente.
Por otra parte durante el fin de semana me encontré conmigo, en otra persona, en una perspectiva diferente, de necesidades de expresar y de ser, humedeciendo sueños, letras y palabras. Todo a través de la computadora. Fue maravillosamente doloroso hacerlo, me estoy volviendo masoquista (¿más?).
Ahora que reparo, tanto el sábado como el domingo fueron días llenos de cosas, con razón no podía conciliar el sueño, imaginando y recordando.
El sábado comí en el Rincón Xallapan, un delicioso lugar, mismo que reforzó la idea de mi blog ¡Para comerte mejor!, y del cual no he hecho la reseña correspondiente, en ese lugar conocí a Mario Galindo, productor de radio, teatro y promotor cultural, iba acompañado de dos bellas chamacas Danae y Sara, inevitablemente escuché su plática que giraba sobre autores, programas de radio y me presenté, resulta que ellas están haciendo sus pinitos en la radio, en el Sistema Chiapaneco de Comunicación y quedamos en una entrevista y una invitación a la presentación del Aullido.

Fue un fin de semana lleno de cosas,
Recien publiqué un nuevo relato en el aullido, me encantaría compartirlo con ustedes y saber su opinión.

me despido por el momento, aullidos para ustedes y que tengan un bello inicio de semana.

P.S. Sarita, el autor que buscas es Mario Bellatin, y él se considera un Escritor de extracto, según las palabras que nos compartió en la Casa de Lectura de la Condesa, en la Ciudad de México.

2 comentarios:

AndreaLP dijo...

Tu fin de semana suena muy agradable! Y más acompañado de exquisita lectura, charla agradable, cine interesante y sueños húmedos.

Un beso.

Hugo dijo...

Sí que disfrutas tu vida provinciana, dulces sueños mi hermano lobo.