lunes, 21 de abril de 2008

Lunes de andar de un lado para otro, de lucha, de autoconvencimiento pleno en la naturaleza humana.

Hoy me desperté con el pie derecho, Lunes, con un mejor talante me desperecé, me rasqué mis destos y bostecé.
El recuerdo de la noche me dejó un delicioso gusto y no por el espresso (el primero en mi vida) que probé, creo que fue otra cosa. No sé a ciencia cierta lo que te hace inspirarte, puede ser un alguien, puede ser una visión, una idea, un sueño, la luna (como en la mayoría de los casos de este cándido cánido), o puede ser la nada. Así es, el vacío que se crea en la mente del artista y que busca desesperadamente ser llenado de "algo", el cual a su vez, será plasmado en colores, formas, movimientos, notas o palabras. Estoy inspirado, no hay duda y apenas estamos a lunes.

Hoy decidí aprovechar mis circunstancias, y comenzar a escribir en este espacio, pues el viernes fue mi último día en esa guarida de... en fin, le pondremos "Crónicas de un desempleado más", aunque pensándolo bien tengo mucho trabajo por delante, para encontrar trabajo pronto y que ese trabajo, no represente tanto trabajo que no me permita trabajar en este blog (y en el otro).

La crónica viene de limón:
"Crónicas de un desempleado más"
(en este momento de la lectura puedes incluír, querida lectora, amable lector, el primer párrafo de éste post)
después de vestirme, pues resulta un poco incómodo (para los demás, no para mi) salir desnudo a la calle, todavía cavilando profundamente, ya sea porque el sueño aún me dominaba o porque de a tiro estoy loco, en dichos pensamientos; encaminé mis pasos hacia mi antigüa Escuela Preparatoria, a efecto de solicitar un espacio dentro de las actividades escolares para la presentación del libro de este su Lobo negro; la Directora Técnica no se encontraba y la Directora tampoco, decidí dejarles un cariñoso recado e ir hacia el Centro Histórico; abordé un micro y concluí la lectura de "La metamorfosis", medité sobre los datos que tengo que incluír en mi análisis del texto y cabeceé.

Al llegar al Toreo y contemplar la fila interminable, en la taquilla; metí mi mano derecha a mi bolsillo trasero (derecho por supuesto, puesto que para el izquierdo uso la mano propia y determinada para tal fin) supe que la suerte me sonreía, pues tenía un boleto en la mano.

Abordé el tren y llegué cerca del centro, continuando la lectura Kafkiana con "Carta al Padre" y que bien vale hacer mención, hace algo así como dos décadas se realizó una puesta en escena en el Foro Shakespeare de esta Ciudad y en el papel de Kafka niño, participó mi querido primo Luis Miguel, ganando ese año, por esa participación, el premio "Evita Muñóz Chachita", otorgado por la Asociación de Críticos y periodistas de Teatro, por la mejor interpretación infantil en una producción no para niños.

Bien, dejando atrás la anécdota de mi talentoso Primate, llegué al corazón de la megamacrometrópoli en la cual vivo conurbadamente, para ser sincero llegué a la estación Bellas Artes y decidí buscar mi libro en Gandhi (nada mejor para la depresión que enumerar tus triunfos) afortunadamente se ha agotado y en Gandhi Madero, solo quedan dos ejemplares.

Con una sonrisa enorme y haciendo hartos planes, llegué hasta el Museo del Estanquillo, lugar en el cual se está exhibiendo un homenaje a dos colosos de la historieta mexicana: Don Gabriel Vargas y Rius, disfruté la exposición jugando al turista en mi propia ciudad, de ahí a caminar y a caminar hasta la calle de Donceles y las librerías de viejo, bobeando y babeando; para más tarde llegar a San Ildefonso y concluir mi turística ruta con un helado "de maquinita" sabor chocolate.

Acabó el tour por el momento, medité mucho acerca de mi situación laboral por supuesto y cómo salir adelante, creo que encontré la solución. ANDANDO, precisamente, es lo que se necesita hacer (o tal vez hacerla de guía de turistas), ya veré.
Continuará...

Mil Aullidos y mil gracias quewridas, queridos lectores, por seguir en este espacio.

2 comentarios:

FENIX dijo...

Esperemos que prontito abandones esa fila tan grande que es el desempleo en México mi querido Lobo.

ecibe un saludo.

Yanett dijo...

Ya de regreso por tu espacio después de un buen de días sin pasar por aqui, te dejo como siempre un abrazo y mis mejores deseos para que todo se resuelva pronto y encuentres un trabajo justo a tu medida....