martes, 22 de abril de 2008

Martes. Rozado, paseado, contento.

Mi martes acaba bien, tal y como empezó. Aunque rozado de la parte superior interna de mis muslos o de mi parte interior inferior de mis nalgas, como quieran verlo (para aquellos quienes recuerdan "El vaso medio vacío"), ya me puse "Vitacilina" ¡ah que buena medicina! y el ardor está pasando, estoy muy contento. Mañana este Blog cumple un año en el ciberespacio, con casi 10,000 visitas (tal vez más, pues el contador lo puse meses después) y con el ánimo como debe de ir en un hijo de Marte.
La crónica de hoy es la siguiente:

"Crónicas de un desempleado más"
Día Dos:
Es Martes y tenía plena confianza en que el día sería muy bueno, durante la madrugada, gracias al messenger, me contacté con mi amigo Lalo Quijano, a quien no veo desde hace unos cuantos años y este tipo de encuentros siempre son gratos, también tuve la visita de una Musa insumisa e irredenta que al parecer el martirizarme se ha convertido en una especie de deporte personal (algo así como el golf), así que me dejé un rato y al siguiente comencé a hacer el recuento de los días. Pero eso lo sabrán mañana.
Al despertar, con un sol entrando inclemente por mi ventana (no tengo cortinas pues las están lavando) y ese calorcito y los sueños recién olvidados me animaron a despertar.
Mi agenda de desempleado anda muy ocupada, recibí un maravilloso mensaje de una querida amiga mandándome ánimo (me imagino que leyó el post de ayer), lo cual se le agradece harto, tanto el mensaje como el que me lea je je je; a las diez de la mañana tuve una entrevista de trabajo en una Agencia de publicidad con un gran tipo, (disculparán que por el momento omita estos datos, ya saben que soy supersticioso) con quien me sentí muy a gusto presumiéndole mi trabajo y tratando de venderme (de la manera decente; de la otra hasta gratis lo hago) platicamos un buen rato, sobre las cuentas que se llevan en la agencia, lo que sería mi trabajo y hasta de los dineros (los cuales deben de ser autorizados).
Salí contento y esperanzado de la agencia y me encaminé hacia el sur a buscar a mi lobato, pues hacía mucho tiempo que no iba por él a su escuela; al verme se sorprendió muchísimo y me abrazó, por mi parte lo llené de besos y apapachos y le pregunté qué quería comer, ¡por supuesto Sushi! Ya ibamos platicando muy contentos cuando mi hermano Hugón me preguntó qué iba a hacer; por supuesto sabe que como desempleado, mi agenda aunque ocupada, es bastante flexible; así que nos invitó a comer a Coyoacán, cerca de su trabajo.
Comimos rico, y de postre no podía faltar la clásica nieve coyoacanense, acompañamos a Hugo a su guarida y mi Lobito y su Lobo Papá nos dirigimos a San Ildefonso a conocer la obra del Artista plástico Vik Muniz "Reflex", la cual nos pareció tanto al Lobezno como a mi, simplemente excelente y divertidísima. No pueden dejar de ir y lo mejor del caso es que la entrada es super económica y en el caso del día de hoy martes, es gratuita; como les cuento, Muniz tiene una visión maravillosa del mundo y de los elementos, micro obra, macro obra, cosas que de tan cotidianas no les prestamos demasiada atención, en resumidas cuentas ambos salimos contentísimos.
Después de la exposición pasamos a la tienda del Colegio y me compré un separador de libros para mi colección, salimos y llegamos a una librería y le adelanté su regalo a mi cachorro, compré un libro de laberintos el cual simplemente le encantó. Yo ya estaba un poco rozado y sinceramente bastante incómodo. El calor, la caminata nos cansaron.
Llegué a entregar al Lobín con su amá, quien por cierto (honor a quien honor merece) el día de hoy andaba muy guapa. Nos despedimos de manera cordial y sonriéndonos.
Elena me llamó, y para festejar el aniversario del Blog decidimos ir mañana al cine.
Estoy contento, salvo las pequeñas incomodidades, la vida se va resolviendo, y ahora, a través de mis palabras la revivo y la comparto.
Gracias queridas lectoras, amables lectores por su compañía, por su paciencia y sus maravillosas muestras de solidaridad para con las vicisitudes de este aullador muchacho.

Aullidos especialmente marcianos o marciales para ustedes.
Mañana nos leemos.

2 comentarios:

Nube Gorda dijo...

Un desempleado con la agenda ocupadisima?, q chido....¡¡¡ tu tienes el tiempo q los demás añoramos para poder ir al museo, comer rico y disfrutar a tu chavito, no t preocupes ya llegará tu hr. En esa agencia de publicidad en la q extrañes esta vida actual.

Suerte en tu futuro trabajo.

Bsuchos

Yanett dijo...

Siempre te viene bien un día como estos! (te envidio!! )
Saludos.