martes, 15 de abril de 2008

Martes. A Life to take.

Pues así es queridas lectoras, lectores queridos. Hoy es Martes y el día ha sido provechoso, lleno de meditación por parte de este Lobo. La vida me pasa poco a poco y a veces tan veloz que suceden cinco años de un solo trancazo. Ahora vuelvo a tomar las riendas de mi destino y me lanzo a la aventura; corro, vuelo y me acelero para mantener mi alegría. ¿de qué forma? pues muy sencillo ¡sonriéndo!, así es, hoy precisamente observé mi reflejo en el vidrio del vagón del metro, me percaté que tengo dos enormes arrugas en la comisura de la boca y al darme cuenta de la causa, la sonrisa, hice idem. Mí sonrisa se ha hecho ama y señora de esas arrugas de las cuales se aferra para adornar mi rostro y empequeñecer aún más mis diminutos ojos.
Me vi, el reflejo de la sonrisa y la gente a mi lado volteándo a ver, con cara de ¿de qué diablos se ríe este wey? Real y simplemente estoy feliz, es más; me atrevo a decir que soy un tipo feliz. Y eso no se compra con nada, ni se vende a cualquiera.
En fin, quiero compartirles esta alegría; mírense en el espejo y verán lo lindos que se ven sonriendo.

La mujer dormida.
Hoy en el micro de reforma vi a una mujer que dormitaba, sus párpados cubiertos por una sombra oscura, sus rasgos finos, muy femeninos, su boquita pintadita y a penas entreabierta dejando asomar unos dientes perejitos, su cabello castaño oscuro caía a los lados sobre sus hombros, su nariz afilada y sensual, algunas pecas. Me enterneció; por un momento deseé despertarla, pedirle su número de teléfono y sonreírle, platicar con ella el resto del camino y tal vez quedar para tomar juntos un café u otra cosa. Sin embargo la dejé dormitar, la contemplé hasta que me cansé; mejor dicho, hasta que me bajé del micro y ella siguió su camino completamente ajena al mirón involuntario en que me convirtió; en metro Auditorio, todavía sobre Reforma, me quedé imaginando que sería una linda historia para compartirla con ustedes.
Feliz resto de semana, nos merecemos alegrías y sueños. Además ¡ES QUINCENAAAAAAAA!
Auvidos pra voces.

1 comentario:

Yanett dijo...

linda foto! de verdad tu sonrisa es contagiosa!