martes, 12 de agosto de 2008

Martes sueños locos

Queridas lectoras, amables lectores. Hoy inicié una bitácora de sueños, la verdad es extraño lo que logramos recordar de ellos, sin entrar a explicaciones freudianas o esotéricas; disfruto muchísimo de soñar, hasta despierto lo hago. Es curioso como las personas enfrentan ese mundo desconocido y cotidiano; muchos dicen que no se acuerdan de lo que sueñan, otros que sueñan en blanco y negro, otros que solamente recuerdan angustia o tristeza al levantarse.

No sé ustedes queridas lectoras, amables lectores, pero lo que es este Lobo, sueña en technicolor, sueños de un realismo impresionante, graciosos, extraños, pero hasta las pesadillas se me antojan placenteras. Disfruto de mi mundo onírico tanto como el material.

Ayer soñé con colocar a mi Morena Hermosa en un pedestal de madera para acariciarla mejor, soñé con cadáveres que se pedorreaban y se levantaban de su ataúd para ir al baño y morir en paz, con Floro Tinoco y los Burrón, quienes encontraban una especie de duendes y que Floro los ponía en un globo espacial para hacerles un planeta propio. Sueños extraños, muy reales, pero muy felices.

Déjenme contarles que este Martes, me recibió con una sorpresa, con el reto de un jóven escritor y de quien realicé sobre su obra (no de su persona) una crítica bastante severa, pero mucho muy objetiva. En verdad quiero patentizarle como creador mi admiración y aceptar de manera pública su reto. Aunque lo que tenía que decir lo dije en su momento. Por otra parte será interesante conocerlo a unos cuantos años de distancia de su primera obra y con más callo y madurez en este oficio. Ramiro, no sólo el reto está aceptado, también la posibilidad de una amistad y un trabajo conjunto. ¿Te parece bien?

Los dejo lectores amigos, para seguir en el trajín, terminar de acomodar tantas cosas no es sencillo. Les debo Novelas IV y en eso estoy chambeando.

Saludos y Aullidos para Ustedes.

3 comentarios:

Annabell Manjarrés Freyle dijo...

Que bonito que compartas tu sueños con todos tus lectoras y lectores.
Te cuento que a mi me pasa igual. Sueño todos los días con colores brillantes y sensaciones extraordinarias.
Hace rato soñe con un duende invisible. Yo sabía que era un duende porque veía sus huellecitas en la arena. Cuando le pregunté que quería, el se me acercó y me regaló un diccionario de Larousse.
;).... jijijij

Dra. Kleine dijo...

Saludos... desde la lejania vuelvo a mi habitat!

Doctor Gurma dijo...

Lobo querido, eterno confraterno de la noche, le cuento que también me asaltan sueños locos y difíciles, me asaltan todos los días que despego los párpados y mis globos oculares reciben luz y conciencia. Vivo en un esquizotípico cerebro que vuelve realidad los sueños más locos, y los más dulces los aplaza terriblemente. Pero no me quejo, existen remansos no controlados por mi mente y me dan la oportunidad de encuentros, de nuevos sabores y texturas (¡Larga vida al chocolomo! y ¡las personas que llegan a converger en torno a este platillo también!) Al respecto de la crítica, también establecí mis parámetros con respecto de un texto por estos días. Probablemente sea el mismo texto y difiero un poco si así es, de la apreciación que generó mi queridíximo colega de textos y desveladas. Ya ventilaremos con amplitud las opiniones en otro lado, al fin sé que estas cosas si las puedo exteriorizar directamente sin temor a un cyberescándalo, juar juar juar (chiste local)
Un abraxo querido Lobo AUUUUUUUU!!!