lunes, 7 de abril de 2008

Lunes de viajes

Este Lunes he viajado harto, y harto estoy en estos momentos; los pies adoloridos, pero el ánimo a más no poder. A la hora de la comida me lancé al Centro Histórico, la verdad sigo maravillado al verlo sin tantos ambulantes (porque de que los hay, los hay) y sin pensarlo, sin imaginarlo mis pies me llevaron a la Coordinación Nacional de Literatura (República de Brasil #37, Centro Histórico) sorprendido al descubrir una exposición titulada "Los pasos de Ibargüengoitia A (sic) 80 años de su nacimiento" En esta muestra, se exhiben fotografías, algunos documentos personales y hay audífonos para escuchar algunas de sus ponencias y presentaciones de libros acervo preservado por la fonoteca de dicha coordinación.

Para mi Ibargüengoitia es uno de los Escritores más brillantes y más ácidos que han dado las letras nacionales y que nos fue arrebatado en mil novecientos ochenta y tres en un accidente por demás trágico para la cultura, pues junto con él perecieron Martha Traba, Manuel Scorza, Ángel Rama y Fanny Cano. Ahí toma completo sentido el refrán popular "Cuando te toca ni aunque te quites y cuando no te toca ni aunque te pongas" pues Ibargüengoitia no iba a acudir al Primer encuentro Hispanoamericano de cultura, convocado por el Escritor Gabriel García Márquez, en la Ciudad de Bogotá, Colombia. Lamentablemente ese Primer encuentro (al parecer el único) se enlutó de esa manera y esa pérdida aún pesa en tantos huérfanos literarios quedando sin leer "Isabel cantaba" su última novela, por supuesto, inconclusa.

Sin duda me emocionó muchísimo el contemplar los ojos grandes, la sonrisa franca y la desenvoltura de un hombre amante de lo que hacía. Entre las cosas que te hacen renunciar a lo que crees que debe de ser tu vida a cambio de un sueño. Me inspira a seguir con esto de las letras, sépanse que su primera novela "Los relámpagos de agosto" la escribió a los cuarenta años, así que tengo un márgen de seis años todavía je je je; lo escuché, lo vi plasmado en diversas fotografías y en todas me sentí observado, un extraño nudo se formó en mi estómago, mis ojos se llenaron de lágrimas. Sentí algo extraño, como cuando una idea se posa cargada por las Musas hasta mi cabeza y ellas la sueltan, obligándome a escribir; es la misma sensación que experimenté en ese patio, siento que algún día se me rendirá un homenaje así (hay que trabajar para merecerlo, lo sé) y espero que sea en vida, al cumplir ochenta años ya sea de vida, ya sea de escribir (que para el caso es lo mismo, al menos para este Licántropo).

Compartí unos minutos de enorme aprendizaje con uno de mis autores favoritos, lo imaginé platicándome su experiencia como Escritor, o tal vez nada más sonriéndome, incrédulo de ser tan recordado, tan admirado.

Valga este Post como homenaje a sus letras a sus historias, a lo que inspira a este Lobo.
Aullidos nostálgicos para ustedes mis querid@s lectores. 

P.S. Debo $40.00.

1 comentario:

mafalda dijo...

.....


Aquí en el desvelo obligado leyéndote. La hora en este momento: (según mi reloj) 01:55 hrs am del día 08 de abril, no sé que hora coloque blogger.

Ibargüengoitia y su humor negro ¿verdad?. No he leído mucho de él, aunque recuerdo bien "Dos crimenes" porque el final me dejo con el brinco sacudido y palpitante en el estómago, por una muerte absurda e inesperada, un final fruncido y burlón.

En 1997 se vendieron en los puestos de periódicos novelas de escritores mexicanos, cada semana salía una; Sergio Pitol,Carlos Fuentes, Rulfo, Elena Garro y varios más incluido él Ibargüengoitia, y fué que leí esa novela.

Llevar a la realidad un sueño, con ayuda de la pasión y la tenacidad, provoca la secreción de sustancias que dejan sabores inesperados en el paladar, sabores permanentes y satisfactorios. Conozco pocos hombres (en realidad los cuento con los dedos de una mano, y me sobran) que no esconden sus super-respuestas secundarias; que llevan hasta la máxima expresión eso que se conoce como musicalidad interna (Mmm por cierto, ando pensando en un post a cerca de esto jejeje, a cerca de la musicalidad, a ver como lo empiezo). Tu eres uno de ellos, eres un hombre sensible y al mismo tiempo fuerte. Ya has dado un paso inicial hacia un gran sueño, y no solo te hablan las musas, también te gritan tus amigos escritores desde lejos, y nosotros tus lectores también te gritamos: "Escribe escritor, escribe poeta, serás lo que sueñas y dejarás huella".


Un saludo desde las paredes frías de un hospital, con el sonido de alarmas de monitores y ventiladores, con el quejido doloroso, y el estertor quejumbroso.........

Buenas noches mi amigo escritor y poeta..........

Mafalda